Ushuaia, 365 días después.

En  1826 el barco  HMS  Beagle  de 200 toneladas de carga, bajo el mando del  capitán  Fitz Roy, fue enviado a estudiar los mares del sur. El Beagle ancló en una supuesta bahía que resultó ser un magnifico canal de hoy lleva su nombre. Allí navego también los indígenas Yaganes, hábiles remeros de los canales fueguinos.

Ushuaia que en idioma de los nativos yaganes significa “puerto interior hacia el poniente.

  Estoy por cumplir casi 3 años viajando y hace 1 año que cumplí el mayor de mis sueños ¡Qué dichosa soy!… Aún me falta mucho por descubrir pero me siento feliz de llevar una relación con mi mochila y con la vida. ¿Qué más le puedo pedir a está pinche vida?

Hace un año que hice el viaje para Ushuaia y me viene este párrafo que leí del libro “Bullet Park”

“En momentos así, uno piensa con felicidad: éste es mi país, único, vasto, misterioso. En aviones, aeropuertos o en trenes de otros país”.

Es así como termino este relato de mi travesía por zonas frías, australes y huanacos por todas partes.

    12279190_10208412923866873_2246711165656076742_n Esperando a Gustavo para continuar la ruta, los oficiales de la aduana lo hacen para un lado y le empiezan a revisar todo el camión incluso tuvieron que ir a buscar a los perros si en dado caso tenía drogas el camión. En eso, nos habla el camionero y nos dice que nos subamos que teníamos que volver de nuevo a Río Gallegos  ¡Queeeeee! Con mi cara de frustración nos volvimos y nos platicó Gustavo que no lo dejaron pasar  pues tenía un precinto abierto en la puerta de la caja (tipos candados) y eso hacía dudar a los oficiales de que quizás podría llevar drogas. Una semana antes, nos decía Gustavo que había incautado 8 kilos de cocaína en un camión, había pasado 3 zonas fronterizas y en la aduana argentina de Tierra del Fuego se percataron de ello. Es por ello que, estaban más pilas con las revisiones hasta el punto de que Paulo se acerca para checar que estaba pasando el oficial chileno se percató de su acento colombiano y empezó a preguntarle si traía drogas le paso el perro para olfatearlo y lo empezó a revisar. ¡Mala experiencia para Paulo!

    Nos regresamos, Gustavo nos dejó en la estación de buses para asegurar el viaje le dejamos las mochilas y tomamos las de mano. Nos prometió que no iría a buscar en cuanto solucionará la cuestión del precinto él tenía por seguro que se arreglaba el mismo día pero ¡Ohhhhh sorpresa! Pasamos la noche en la estación con un frío ¡terrible! Podríamos regresar de vuelta a casa de Silvia pero no quería abusar de su generosidad y por mi cuenta me quedé en la estación de bus. Paulo me sugirió que llamáramos a su casa pero mi respuesta fue: -NO – .

Pasamos frío, hambre llego un momento donde me dolían los huesos con tal temperatura. Nos tuvimos que meter a un cajero que estaba adentro de la estación y quizás así no pasar tanto frío pero ¡imposible! Dormimos terrible mal con la espera que Gustavo nos fuera a buscar lo anunciábamos con ancias. El reloj marcaba las 9 de la mañana y ni sus luces, las 11 y ya estaba pensado que quizás se fue sin nosotros y lo peor nuestras mochilas con él.

12107031_10207708855181058_2329297108770896070_n
Ailen y su familia en Rio Grande, Tierra del Fuego, Argentina. Oct 2015

Eran tan solo 350 km para llegar a Ushuaia y una linda voluntaria que nos daría una cama calientita nos esperaba en Rio Grande, Tierra del Fuego; con los papeles arreglados pasamos las 4 fronteras que están en la ruta más austral del mundo. Sin problemas finalmente llegamos a la primera ciudad de la provincia de Tierra del Fuego, Rio Grande. Ailen nos esperaba con todo el entusiasmo para acogernos en su casa, veníamos de acampar en gasolineras, pasar frío, heladas, hambre, vientos, problemas aduaneros etc etc…, estar en Rio Grande era ya la gloria, un paso a Ushuaia, estaba más cerca de mi sueño como mochilera.

    La familia de Ailen nos recibió como parte de la familia, nos prepararon cena, nos dieron una cama calientita que compartimos Paulo y yo y paseamos por la ciudad. Tierra de los ONAS esa cultura patagónica que fueron cruelmente asesinados como animales de colección hoy en día no queda nada de ellos ni siquiera un descendiente. Se dice que cuando llego Magallanes atravesando en su barco el estrecho que lleva su nombre vio fogatas en todas partes, la gente vestía cuero y pieles de animales, casi desnudo en temperaturas muy bajas. Es por ello, que lleva el nombre de Tierra del Fuego.

  La estadía duro 4 días para tomar fuerza y seguir haciendo dedo hasta Ushuaia que tan solo nos quedaban 200 y pico de km para llegar. No esperamos mucho y nos llevó un señor directo hasta la ciudad de ensueño. Las montañas cubiertas aún de nieve y con un cielo azul y el sol que quemaba nos recibía Ushuaia.

   

12190059_10207741169148887_3352584281037521532_n
La cordillera de los Andes, Argentina.

  No puedo escribir mi emoción de estar ahí, parece que fue ayer que pisé la ciudad más austral del mundo, tengo tan fresco los recuerdos desde que nos bajamos de ese carro y nos dirigimos hacia el centro. Estábamos tan felices de al fin llegar a nuestro objetivo, el de Paulo algunos meses el mío hace 2 años (Octubre 2015)… Este era el resultado de mi travesía, de mis días en la ruta, del frío y de todos, todos los  momentos que pasé desde el primer día que tome la mochila para llegar hasta aquí; aún no acababa la aventura final, no teníamos donde dormir, no teníamos Couchsurfing ¡nada! Llegamos sin que nadie nos recibiera. Había dejado unos mensajes antes y sólo la suerte nos acompañaba.

       Paulo con ansias de buscar el cartel “USHUAIA” y tomarse la foto; yo con las ganas de buscar WIFI y emocionada de lo que estaba sucediendo le dije que primero buscáramos a donde quedarnos, solo tenía 100 pesos argentinos ¿Qué se hace con 100 pesos en Ushuaia? ¡Nada! Pero ni para un alfajor tenía.

     Aquí aparece Flor, nuestro ángel austral, ella nos escribió, nos dio su teléfono para contactarla y nos quedamos con ella 4 días, nos invitó al parque nacional “Bahía Lapatalla” ahí empezaba la otra etapa del viaje, kilómetro 0 rumbo a casita.

   12308613_10208412919026752_57591745432608834_n  Sentía el sol que picaba parecía que lo tuviera tan cerca que las marcas quedaron, estaba tan emocionada de llegar al sueño de muchos mochileros, un clima de 19 grados ¡calor! Pareciera que el clima estaba de nuestro lado, fueron 4 días de sol, cielo despejado, mates por todos lados, caminar entre las calles de Ushuaia, caminar sola me hizo tan bien y sentarme junto a la placa turística, llorar y recordar todo, hablar conmigo misma, encontrarle sentido a las últimas palabras de mi papá todo encajaba con satisfacción. Estaba en Tierra del Fuego, en Ushuaia y ahora puedo contarle a todo aquél que quiera escuchar mi historia, describirle como vi las montañas, los glaciares, el mar austral, el frío que hacía, la gente que vive allí y todo el tiempo que tuve para llegar. Estaba feliz, estaba plena. Era la distinción honorable a mi persona, a mi valentía a mis ganas de llegar. Esa era yo, era mi logro, mi título, mi examen profesional, mi examen de vida.

Tocaba volver a subir eran 3 mil km que teníamos que hacer de nuevo pero eso, se los cuento en la próxima entrada…

Gracias por leerme.

12191406_10207723070096422_1484201125121157491_n
Empezamos de nuevo.

Mi primer voluntariado en el extranjero ¡Bienvenida AGUALINDA! Colombia.

     Dejemos claro que la palabra “VOLUNTARIADO” tiene un cierto significado importante  para todo aquél que hace las cosas con amor al prójimo sin pedir nada a cambio incluso un intercambio o trueque. Ser voluntario o hacer voluntariado no implica que uno tenga un techo donde dormir, una comida segura, Internet o una ducha sino implica comprometerse con las personas que están en ella. Desde que un voluntario pisa el lugar de aprendizaje y enseñanza no hay vuelta atrás. Sí quieres algo diferente para tu vida te quedas; sí tu crees que hacer voluntariado es todo aquello que menciono y sólo arrascarte la panza ¡hermano! mejor quédate en casa.

SAM_4122
Vista desde la finca de Agualinda.

     ¿Cómo llegue a la fundación Agualinda? Resulta que una amiga española muy buena onda que conocí en México (San Cristobal) teníamos algo en común el tema de hacer voluntariado durante el viaje Abi como se llama tenía un cuenta en HELPX.NET me compartió su cuenta y todo el tema, obviamente no podía mandar email desde su cuenta. Ella lo hacía con el fin de que yo consiguiera el contacto en fin, lo demás es historia.

     Así fue como conocí a Pablo Acevedo, uno de los fundadores de AGUALINDA nos encontramos en Bogotá donde me llevaría a la finca de este proyecto. Para eso también conocí a Teo un CATALÁN y pongo en mayúscula este gentilicio ya que resulta que cada vez que conozco alguien de Barcelona (con C) remarcan con todo el orgullo del mundo Catalán no español :D.

SAM_4121
La finca de la fundación AGUALINDA.

    Agualinda se encuentra entre las montañas del departamento de Cundinamarca el poblado Sesquilé.  Estaba muy contenta de llegar a este lugar pues estaría lo más lejos de la ciudad. Vivir entre la naturaleza es vivir en paz con uno mismo en mi caso. Estar cerca de la ciudad significa contaminación, ruido y la gente se ha vuelto estresante para mi.

SAM_4187
La familia de Agualinda. Izq. Steeven, Félix, Teo, Mati, Angela (centro), Yo, Laura, JuanPa, Karen y Linda (frente)

     Llegué un 14 de Febrero con la noticia que era la primera mexicana que llegaba hacer voluntariado. Me recibieron con música mexicana y yo la bienvenida con un guacamole al muy estilo de mi país. En la cocina conocí a Emi que era la enfermera de David y con él al pequeño Mati el cual nunca logre sacarle un sonrisa con esa seriedad profunda que lo hace respetar a más de uno ahahahha.  De ahí viene Lina quien era la encargada de la casa una persona tanto estricta con su trabajo pero linda como persona, Mati una residente con un sentido de humor particular y un carácter que solo ella puede llevar hahahaha, sin dejar mencionar al residente más guapo y apuesto de la casa Juan Pablo para los cuates “Juanpa o Juanpis” un chico especial en toda la extensión de la palabra el cual sacaba la risa a más de uno con sus días de seriedad y sonrisas. Angela una bella paisa que estaba encargada de los animales de la finca y la huerta; enamoraba a mas de uno con sus ricas arepas en el desayuno, en estas líneas no puede faltas Karen la enfermera de Juanpa la cuál todas las noches tenía una historia nueva con introducciones interesantes y finales de suspensos. No se me olvida Pilu quien también es fundadora de Agualinda y esposa de Pablo, con un humor pintoresco que solo ella sabe controlar. ¡Cómo olvidar a Adriana! una encantadora persona que siempre llegaba a mi auxilio con el arroz hahaha. De ahí le sigue María practicante y por último llega Laura otra querida persona y la discípula de Lina en el argot de Teo. En este párrafo también entran los tres apuestos voluntarios Steeven (Canadá), Teo (España) y Felix (Bélgica) entre ellos me encontraba yo.

SAM_4212
Félix la hora de comida para los perros.

     Definitivamente los que se llevaban el papel principal de AGUALINDA a parte de los residentes eran los 10 perros que vivían con nosotros; Tomas, Mónica, Geronimo, Tobias, Chimo, Fijo, Kate, Tobi, Seeben y Motas cada uno con su caso particular, sin dejar de mencionar a los caballos superflash y estrellita que eran los antagonistas del lugar. Sería triste que nadie quedará encantada con los animales de la finca eran los seres mas queridos de lugar, a la hora de comer era un tema serio para ellos, cada uno sabía su función en la situación planteada la más desesperada era Kate que no para ladrar por su tazón, Tobias lambía las paredes para controlarse y los demás tranquilos tomaban el tema con compresión. Yo siempre disfrutaba jugar incluso pelear con Tomás un viejo perro de 14 años era tan gruñón que un beso en el hocico le parecía falta te respeto a su integridad canina. Disfrutaba lamber los pies, piernas y brazos tuve mas de una discusión con ese perro con respeto cuando estaba de humor el cuál no se sabía cuando le gustaba una que otra acaricia incluso dormir acurrucado con los voluntarios. Mónica era toda una lady una perra de 13 años que con su fino caminar de cuatro patas y su pelaje suave la hacía tan querida entre todos. Geronimo otro viejito de la manada siempre se la pasaba durmiendo, en cualquier lugar de la casa ya sea sillón, cama o esquina se daba mas de un golpe en la cabeza por su grande cuerpo. Y así, no terminaría de describir la faceta de cada uno de ellos y las alegrías que genera en esa finca.

SAM_4133
Felix, Tomás (el perro) y Teo hahahaha…
SAM_4136
Seeben. YOGA TIME
SAM_4137
Mónica.
SAM_4205
La traviesa Kate…
SAM_4208
La risueña Chimo.
SAM_4213
El serio Motas.
SAM_4216
Izq, Motas, Tobi, Chimo, Fijo y la deseperada Kate. Hora de comer.
SAM_4218
La líder de la manada, Seeben.
1622650_10205974329499000_2600376207971064733_n
Don Tomás. El ser que me alegraba las mañanas con un ladrido de inconformidad hahahaha
SAM_4135
Gerooooooooooo. Todas las noche es una batalla campal para poder sacarlo.
SAM_4189
La pizarra con las tareas del día.

El trabajo en AGUALINDA es tan simple y sencillo, las tareas se repartían entre los cuatros voluntarios. Todas las mañanas nos citábamos a las 6.45 am Lina repartía las tareas del día a cada uno. El objetivos del día era que nosotros conviviéramos con los residentes haciéndolo participé en las actividades de HUERTA, COCINA, ARTES Y LIMPIEZA. Lo primero que hacíamos era limpiar la casa que era, limpiar baños, aspirar la sala, barrer corredores y el otro daba de comer a los perros el que terminará pronto ayudaba a poner la mesa para el desayuno. Creo que hasta ahora durante mi viaje he tenido el mejor desayuno de mi vida. Arepas, café, avena con fruta, panela, mermelada (hecha ahí mismo)  y queso crema. Esa el desayuno de AGUALINDA. Las arepas eran las mas solicitadas de esa hora si quedaba una nadie tenía compasión de dejarla sola. Mi parte favorita del día era cocinar nunca recibí quejas de mi sazón, siempre le daba ese toque mexicano para no olvidar. Hacer la bota navideña con Mati era entretenido incluso pintar con Juanpa. La huerta no era la parte favorita de Mati pero no le quedaba de otra ya que era ama y señora de la ensaladas a la hora del almuerzo; recoger flores y regar el jardín era una de las tareas con Mati. Con JuanPa se hacía huerta, se le daba agua a los caballos pero al parecer Juanpa siempre disfrutaba darle de comer a los perros con Teo o Felix.  La jornada terminaba cuando se lavaban los platos de la cena. Cuando se terminaba de desayunar, almorzar y comer a cada uno se le repartía la tarea; uno lavaba, otro secaba y el otro guardaba.

       Cuando todos nos sentábamos a la mesa era el momento de cada uno. Era la hora en la que todos convivíamos, escuchábamos uno tras el otro ¡Vaya! como lo hace la familia.  Se contaba uno que otro dato cultural de cada país, el sabor de la comida, pásame esto pásame aquello. Teo jugando ser Dios hahaha y Karen siempre amenizandonos con sus historias de amor, desamor, engaño y demás. Hasta que Teo le puso nombre a su libro “El despertar erótico de Karen” todo un chiste.

SAM_4185
Chalet de los voluntarios.

    El mito del CHALET, era nuestra humilde morada de descanso. Tenía 4 camas, 1 baño, terraza, televisor y una grabadora. Realmente solo ocupábamos el CHALET para dormir y no’mas. Por extraña razón nunca pude dormir como debe ser en ese lugar, mis compañeros tenían la manía de hablar solos por la noche.  Teo era el que siempre se levantaba temprano es decir, era que el nos levantaba a todos hahaha. Sí querías bañarte tenías que levantarte mas temprano ya que el catalán cuando tomaba el baño era para esperar una eternidad su turno.

    Me quedé tres semanas que se fueron como agua. El peor enemigo del viajero es la rutina y el camino debe continuar.

Es un lugar donde se encuentra una familia, amigos, aprendizaje y enseñanza para cada uno que habita en esa casa. Hace 1 semana que deje la finca y extraño cada rincón de la casa, cada broma, el olor del desayuno, las arepas que solo Angela conquista, el cariño de los perros, las discusiones con Tomás, los cánticos en sí ¡TODO! La nostalgia es un terrible sentimiento que se debe reemplazar por las nuevas cosas que vendrán en el camino.

En AGUALINDA encontré ese valor que siempre he buscado, una familia y ellos me lo pudieron dar. Convivir con mis compañeros, aprender acerca de su cultura, sus proyectos, que sí que no, convivir con los colombianos desde raíz son detalles que al terminar al viaje vale la pena contar y recordar. Hay mucho que contar de esas tres semanas pero las líneas con nostalgia no me dejan más. ¿Volvería? Cuando alguien no se despide del todo del lugar, lo más seguro es que  retorne al lugar donde se encuentra la felicidad.

     Invito al viajero/mochilero que sí alguna vez viaja a Colombia y quiere hacer voluntariado en AGUALINDA no se arrepentirán, encontrarás un lugar de naturaleza, convivencia y armonía entre las personas que viven allí. Al viajero le ofrecen alojamiento y las comidas a cambio de todo eso simplemente tienes que dar el 100% de ti para la fundación.

Sí quieren saber más de lugar y acerca del voluntariado dejo las web de contacto incluso donaciones ya que se que maneja de forma autónoma.

http://www.agualinda.org/

https://www.facebook.com/agualindaorg?fref=ts

Algunas fotos.-

11012670_602334676533943_2728482648183445544_n 11058373_10153059668011900_2218757834943714055_n 11069881_10153073426576900_2837877733526358496_n BeFunky_SAM_4192.jpg IMG_1096 IMG_1126

Sí quiere colaborarme con una pequeña donación para este viaje de voluntariado por Sudamérica puedes hacer a esta cuenta:

Cuenta SANTANDER: 60-56308464-6

Clabe:014790605630846461

Paypal: Linda-zapata1988@hotmail.com

¡Nos leemos en la próxima entrada!

Cd. Cuauhtemoc y Frontera de Guatemala en 24 horas.

Esta nota me paso en tan sólo 24 horas de viaje. Cuando se viaja con una mochila en hombro sólo se esta en la espera del suspenso, del ¿Que voy hacer?, “Veremos que pasa”. Las cosas menos planeadas son las que mejor salen y este fue mi caso.

Vicky una argentina que vive y trabaja en el mismo hostal me dijo – ¿Vamos a Comitán? Sin pensarlo le respondí – Sí -. Como ninguna de las dos tenemos dinero tan sólo nos preparamos para el viaje y sacar unos $100 pesos mexicanos por si las moscas. Todo empieza de esta manera.

Salimos de San Cristobal como a las 4 de la tarde no era buena hora para hacer “DEDO/AVENTÓN” aún así nos arriesgamos hacerlo. Pagamos un colectivo que nos llevará a las afuera de San Cristobal pagamos $14 pesos, el colectivo se llama “Rancho nuevo” desde allí empezamos a pedir aventón.

No pasaron ni 5 minutos, se freno un señor en una camioneta azul, le pregunto – ¿Hacía donde va usted?, nosotras vamos a Comitán. A lo que él comento – Yo también – . Nos quedamos mudos unos minutos y bien sospechoso le dije. –  Sí puede sino gracias – . Siguió su camino. Al poco rato freno un señor muy amable que nos subió sin preguntarnos a donde íbamos. Nuestro destino era Comitán pero cuando él nos dijo que iba antes de Cd. Cuauhtemoc no dudamos en ningún momento que nos diera el aventón hasta allá después de las horas él accedió en llevarnos generosamente hasta la Ciudad.

Eran las 5.30pm empezaba anochecer en mi vida había pedido ride a esta hora de la noche. Él tipo se veía muy buena persona, durante el viaje nos iba contando su vida, familia, hijos. Él se llamaba Edwin era un camionero de Tuxtla Guitierrez iba rumbo a su casa después de una semana agotada de trabajo, nos platicaba que tenía 27 años trabajando en este oficio, ha viajado por toda la República Mexicana se volvió mas amena la charla pues me contaba que vivió 2 años en Villahermosa y como todo extraño de la región se quejaba del calor y mosquitos ahahahhaha ¡Típico de todo que llega a vivir a Tabasco! platicamos de todo.  Llego un momento cuando el carro se sobre calentó justo llegando a Comitán se estaciono en alguna gasolinera para reparar el carro mientras nosotras esperando, Edwin nos compro unos yogurts para pasar la cena. Llego un momento donde me pregunte ¿Que hago a las 8 de la noche con dos desconocidos aquí? Vicky se reía de mi pregunta pero era enserio ahahhaa. Si me dio algo de miedo pues estábamos en el coche de un extraño que en cualquier momento podría desviarse de ruta y fregarse a dos chicas que no tenían la puta idea de donde quedaba Cd. Cuauhtemoc pero luego venía a mi mente la conclusión que él tipo era buena persona. Se arreglo en coche y continuamos con el viaje y con la larga platica. Casi llegando a nuestro destino suena el teléfono celular del señor y responde diciendo – ¡HIJITA, NO TE ESCUCHO! – me supongo que era su mujer pero al finalizar la llamado termino diciendo  – ¡Nos vemos carnal! – entre en una situación de sugestión donde empecé a pensar de todo. Edwin como se llamaba el tipo siguió manejando hasta que llegamos a la central de autobuses de Cd. Cuauhtemoc a las 10 de noche.

Aquí la pregunta era ¿Donde íbamos a pasar la noche? teníamos como PLAN A la central de buses pero Vicky pregunto y nos dijeron que cerraban a las 11pm ¡¿Qué?!… Entonces como teníamos enfrente la oficinas de migración pensé que nos podían dar la mano… Fuimos a preguntar y sólo me resta decir en estas líneas ¡SON UNOS HIJOS DE PUTA!

SAM_3252
Cd. Cuautemoc, Chiapas

No nos quedo de otra de quedarnos a dormir a las fuera de la central. Íbamos preparada para pasar la noche en la calle, el clima era bueno pero durante la madrugada hacía un frío que si no hubiese llevado la cobija nos hubiéramos muerto de frío. Durante toda la noche nos acomodábamos, cambiamos de posiciones para dormir, hacíamos turnos para dormir en fin. Hasta que una de las dos tira la toalla y dormimos. Cómo había una estación de taxis y a las 3am empezaban a llegar las unidades nos sentimos un poco segura para dormir. Nos paso de todo durante la noche desde un tipo que se echo un pedo que quizás llevaba 20 años en el culo, travestís corriendo en la calle hasta un perro lamberle la cara a Vicky.

Esperábamos el amanecer como agua de mayo, cuando  vimos la luz de día era hora de partir hasta la frontera para arreglar aquello del resello de pasaporte de Vicky. Para eso, me estaba haciendo del baño me dije: –  Creo que en las oficinas de migración me darán chance – me dirijo hasta las oficinas y había un tipo en el lugar y le digo: – ¿Me podría prestar un momento su baño? –  A lo que el oficial me contesto: – No podemos prestarlos ya que son FOSAS SÉPTICAS y no han venido a vaciarla pero en la estación hay baño. Cuando me dijo eso me quede en shock ¡Qué! ¿Fosa séptica? me empecé a imaginar como tratan y tienen a todos aquellos migrantes, en que condiciones tienen a todo aquél extranjero ya sea que se le pase los días dentro del  país o cualquier situación. A mi como “PAISANA” negándome un puto baño y un lugar para pasar la noche. ¿En que país se le trata al paisanode esta manera? Creo que a veces se debe tener esa magia de servicio al pueblo, al cliente al que sea. Después de mi indignación Vicky fue arreglar lo suyo y la esperé afuera. Me decía que al mismo tiempo llegaba un canadiense con el mismo pendiente, cuando iba a resellar su pasaporte el oficial de migración le pidió $ 250 pesos y punto, el tipo no hablaba ninguna gota de español y el oficial sólo le explicaba las cosas en español. Vicky lo ayudo a traducir y el canadiense se negaba a pagar algo que ya había pagado en el aeropuerto. Tuvo que ir a imprimir ese recibo y así no pagar esa cantidad. Sí no hubiese estado Vicky allí le hubiesen bajado literalmente los $250 pesos.

SAM_3245
Rumbo a la frontera con Guatemala a 5 km

Posteriormente debíamos caminar 5 kilómetros hasta la frontera con Guatemala. Y así fue como caminamos y durante la caminata disfrutábamos del paisaje que sólo Chiapas te puede ofrecer. Veíamos las montañas que dividen México y Guatemala. Yo estaba emocionada pues era la primera vez que cruzaba una frontera amiga donde sólo se puede ingresar a Guatemala con la IFE es más ni siquiera me la pidieron.

Fotos:

SAM_3255
Durante la caminata.
SAM_3264
Entre cerros
SAM_3249
Rumbo a la aventura
SAM_3283
En medio de la nada en compañía con la madre naturaleza

Ya estando justo en la frontera un oficial de migración MAS AMABLE nos ayudo con resello, nos ayudo en todo momento y le dije lo hijo de puta que son sus compañeros, el pésimo servicio que le dan tanto al nacional como al extranjero. Le dio un folleto por cualquier cosa si quiere denunciar.

SAM_3287
¡Que paisaje!

Cruzamos la frontera y oficialmente estaba fuera de México, fue una sensación tanto emocionante y rara que ver a otra cultura, otra moneda y acento del español me lleno de emoción fue tan sólo 1 hora que estuve en Guatemala pero fue la hora mas linda de mi vida… Había mucha trucha que te cambian los pesos por quetzales la moneda oficial de Guatemala. No me daban mucha confianza, Vicky checo todo su asunto y subimos para buscar un banco. Arreglamos todo y regresamos de nuevo a México lindo y querido. Un colectivo nos dio el aventón hasta las oficinas de migración de Cd. Cuauhtemoc donde finalmente Vicky tiene 180 días más para disfrutar México.

SAM_3289
Yo en Guatemala

En menos de 24 horas vivimos muchas cosas tantas desagradables como agradables. Decidimos pagar colectivo para volvernos a San Cristobal pues realmente la mala noche nos tenía agotada.

SAM_3291
Zona fronteriza México – Guatemala

Nos leemos en la próxima entrada donde les platicaré sobre San Cristobal de las Casas.

Gracias por leer mi blog y apoyar mi proyecto de viaje por este hermoso continente llamado América. Igual recibo donaciones para mi viaje.

¡Vive México! ¡Visita lo tuyo!

Mi experiencia Na Lu Um hostel.

Cuando tome la decisión de mudarme a Playa del Carmen a finales de Diciembre del ’13 lo primero que se me vino a la cabeza fue ¿Dónde voy a vivir? ¿No tengo dinero? Sólo me sobrevivían 300 ó 500 pesos. Llegué a principios de Agosto a Cancún estuve 4 meses viviendo allí con una amiga que también era de Villahermosa, Tabasco; era la única que conocía en Cancún hasta ese tiempo.

En noviembre del mismo año hubo un campamento de la comunidad couchsurfing nacional, conocí muchos viajeros, couch de la república mexicana y sobre todo de Playa del Carmen. Al finalizar el encuentro seguí en contacto con algunos cuantos que viven en Playa del Carmen para eso, cada semana se hacían las reuniones en el bar “LA PLAYA” entonces empecé a preguntar ¿Que tal la vida en Playa del Carmen? y me empezaron a dar repuestas que me fueron en su momento muy buenas, divertidas y sobre todo TRABAJO. Pensaba mucho mudarme a Playa porque no conocía a nadie y las únicas que conocía eran todavía desconocidos, no sabía donde buscar una casa, no conocía la ciudad entre muchas cosas.

1549369_566119086803545_1874473336_n

Reunión semanal couchsurfing Playa del Carmen Diciembre ’13

Bar “La playa”.

Hasta que un día, platicando con mi buen amigo Pablo un argentino que conocí en el campamento CS me hizo el comentario acerca de los mochileros/viajeros que trabajan a cambio de alojamiento pues, así estaba viviendo él en Playa en un hostal llamado “Ecohostal” que se encuentra entre calle 6 y 8. El hostal es ¡Horrible! pero bueno te aliviana los bolsillos bastante al saber que no tienes que pagar luz, agua, renta e internet por el tiempo que uno vivirá en la ciudad. Entonces no lo pensé ni tres veces y empecé a buscar hostales en Playa del Carmen; escribí, escribí y escribí hasta que uno se tomo el tiempo de responderme y amablemente me dio LUZ VERDE para ser bienvenida a mi nuevo hogar en ese paradisíaco lugar. 

Llegué un 4 de Enero del ’14 al hostal Na Lu Um, está ubicado en la av constituyente con la diagonal 85. Como no conocía Playa me fui caminando y preguntando hasta que llegué al lugar; toque la puerta trasera del hostal y me abrió Mitzi la encargada del lugar posteriormente Ivan que es el dueño en sí, era una pareja joven que estaba empezando con este negocio de los hostales tenía recientemente 5 meses de haber abierto y necesitaban personal quien los apoyara en ese momento. También conocí a BETO un chico de Nayarit que llego a Playa por que un amigo le dijo que tenía trabajo para él y bueno lo único que hizo fue engañarlo y lo dejo como perro en el hostal a su suerte. Al igual que yo, trabajaba por alojamiento. Ivan me hizo un recorrido por el lugar, me platico el proyecto, los futuros etc.  Me dio mi cama y 1 día libre para empezar a vivir mi estancia en Na Lu Um que al final no termino como lo esperaba y oficialmente estaba viviendo en Playa.

Bienvenida a Playa
Palacio Municipal de Playa del Carmen. Febrero del 2014.

Nunca le he tenido miedo al trabajo, puedo trabajar en lo que sea eso para mi no es problema desde limpiar un piso hasta vestir una cama. Mis funciones serían apoyar con las habitaciones, hacer la limpieza del hostal, atender a los huéspedes, estar pendiente de la puerta por aquello de las fiesta que en Playa se dan a las  24hr, entre otras. Para mi no había horario pues no tenía trabajo pero ese era mi objetivo encontrar uno para poder ahorrar para mi viaje y así fue. En los bolsillos tenía 300 pesos estaba en números ROJOS y necesitaba encontrar un empleo ¡PRONTO!

El primer mes la pase muy bien. Salía a buscar trabajo, apoyaba en el hostal, me hice amiga de algunos huéspedes, aprendiendo el funcionamiento del hostal, conociendo la ciudad y otros de mis objetivos era conocer toda la Riviera Maya que esa se las contaré en otra ocasión. Iba a las reuniones de CS que eran los Miércoles. Na Lu um era un hostal muy lindo, se respiraba la tranquilidad a diferencia de otros hostales de Playa, estaba a 15 minutos caminando de la Playa, tenía muy poco acceso a las bicicletas pues Ivan las amaba mas que a su propia esposa y a veces me daba mucha pena pedírselas prestada. En Playa regularmente se conoce mejor en BICICLETA ¡Es la mejor opción! y estos chicos fomentaban eso ¡El uso de la bicicleta!

400595_239863872852132_1355448152_n
Ivan, yo y Aldo en el Encuentro Cultural Na Lu Um.

El hostal tiene un tema ecológico el cuál lo hacía más interesante; como les decía, a diferencia a otros hostales de Playa , tenía muchas áreas verdes, pequeños arboles, plantas y un perro llamado RON. Llegaba mucha gente local a conocer el hostal pues, en verdad el lugar era muy ameno hasta yo me sentía bien. Ahí en ese lugar conocí a dos divertidos chicos Aldo e Ivan. Aldo es un chilango divertido, social, ambientalista, fiestero entre otras muchas cualidades; al menos yo no tengo quejas de él, nunca me paré de reír, mis días grises él las hacías arcoiris; por otro lado Ivan un potosino recién llegada enfocada a la moda urbana, sicodelica y con una onda muy retro, era un chico emprendedor y con muchas ganas de triunfar ellos fueron las personas con quienes puedo decir que me divertí en este lugar.

Encontré un trabajo como niñera en una guardería del IMSS me pagaban muy poco pero necesitaba el dinero. Trabajaba de 7am a 3.30pm. Llegaba al hostal a seguir trabajando, ayudar en lo que hacía falta, lavar baños, tender camas en lo que hacía falta. Mis días, mis semanas se tornaron cansadas lo único que quería era DORMIR y DORMIR no soportaba la rutina pero era el precio que tenía que pagar si no quería pagar una renta y servicios pues, allí lo tenía todo por solamente TRABAJAR.

1525477_235761233262396_1459417121_n
Dany cocinando Hamburguesas de lentejas.

A las dos semanas conocí en una reunión de CS a Daniel un francés revolucionario y aventurero que tenía un par de semanas en México, no tenía donde quedarse y le hice el comentario sobre mi experiencia de los hostales a cambio de alojamiento; le platique sobre el lugar, las funciones que hacía y le dí la dirección. Realmente, pensé que no iría, cuando lo vi en la puerta del hostal hablando con Ivan (el encargado) yo estaba haciendo la limpieza, cuando vi que entro al lugar nos hicimos unas miradas de complicidad que hasta Ivan nos dijo – ¿Ustedes se conocen? a lo que inmediatamente respondí – ¡No! – . Ivan hizo el mismo que había hecho ya conmigo de mostrarle el hostal y sus futuras funciones. Nunca había trabajado con un extranjero y esta sería la primera vez que lo hacía, tenía un cierto paradigma hacía los franceses pero él era como la mitad si y la mitad no hahahhha… Siempre me negué al aprendizaje de esa lengua y tengo un vago conocimiento de ello y esta era también una buena oportunidad para poner en práctica lo poco que sabía de ese tan bello idioma como lo es el francés pero que para mi era todo un complicado caso. 

Ese sería el comienzo de una amistad y compañerismo laboral que luego terminaría mal en todo los sentidos pero que al final de cuentas pudimos arreglar a la distancia.

Empezarían también los conflictos entre nosotros, la armonía era otra, se respiraba una energía nociva entre los que trabajamos ahí que bueno eso se los contaré en la siguiente entrega. Me despido con ustedes, escuchando en mi reproductor a “Lara Fabian con la canción de caruso“. ¡Buenas noches”