¡México lindo y querido! Retorno.

    Después de casi 2 años vagando por nuestra mayúscula Sudamérica como una vez la relato Guevara en su diario, vuelvo a México muy contenta de ver a los míos, amigos y disfrutar de los rincones que México sabe dar.

     En el aeropuerto de la Ciudad de México me recibe mi amigo Jesús con una torta cargada de calorías que no me importa que tan mala es para la salud. Mi travesía de abandonar Sudamérica no acababa tomando un taxi ¡NO! me había dado una horrible fiebre y dolor de garganta por 5 días a puro té de limón con jengibre (medicina mochilera). Me comí los últimos anticuchos, la última inca cola y todo lo que tenía que ser lo último que probaría por esos lares. Tome el bus para el aeropuerto de Lima, Jorge Chaves y esperé impaciente el vuelo de las 6 de la tarde hora del Perú. En la sala de espera, recordaba lo rápido que habían pasado esos 2 años, las caras que conocí y el amor que cada una de ellas me dio durante mi presencia. Subí al avión y disfruté ese atardecer del pacifico y las nubes que parecían montañas en los cielos.

img_20140907_150202
Tapijulapa, Tabasco.

Recordé las veces que estaba en la ruta esperando un carro y me llevará, recordé las veces que no tenía plata pero de comer nunca me falto, del frío, del calor y la lluvia; ahora, son anécdotas que cualquiera que quiera escucharla se las haré contar. Sudamérica me dejo herencia, sí, me dejo “un acento” y es que desde que estoy en tierras mexicanas tengo marcada cada palabra de aquellos países que me dieron alegría sin preguntarme ¿quién era? Llevo los recuerdos tan vivo en mi memoria y corazón que algo me dice que mi lugar esta allá, en el sur. Como dijera la canción de las “simples cosas” uno vuelve a los sitios donde fue feliz.

     Cuando abrí la sabrita de rancheritos, probar la golosina de infancia los ojos se me llenaron de agua como cascadas, me supo como estar en casa, la mayoría que íbamos en el avión eran mexicanos, volver a escuchar mi acento de cuna era tan confortable. El sello de migración mexicano fue el comienzo de una nueva aventura pero ahora en casa pues, aún tengo fuerza, pies y ganas de seguir recorriendo el mundo.

 

10488875_10204023300640845_560230236_n
Cabeza Olmeca

Hoy, 20 días de haber llegado a México me doy cuenta que no me he perdido nada algunas cosas siguen igual, peor o ya no existen más. En algo estoy decepcionada y no es en mi país sino en la GENTE. Tenía tantas ganas de volver a Tabasco para ver a mi familia y amigos pero creo que no ha sido la mejor de las bienvenidas. Después de 2 años conocí a mi único sobrino que mi deber como tía es darle amor, mi madre con los mismos discursos de toda la vida, los mismo problemas, mis hermanos son un punto. Mis amigos ¡no sé si lo son! Creo que conocí a los mejores y leales amigos en la ruta y no tuve que tomarme el tiempo para conocerlos, me basto una sonrisa, conversa y un par de vinos y cervezas para tener la certeza de que ellos son.

     Volví artesana y hablo con la verdad ¡eso es fatal! mis amigos se burlan de este oficio incluso, me llaman hippie con perjuicio. Ellos, exitosos profesionistas, con buen empleo, buen sueldo (no estoy segura), con familia, comodidades y más. ¿Qué tiene de malo escoger el oficio que te haga feliz, sin tener de ostentar tanto incluso aparentar? Yo estoy plena con lo que soy y seré, me siento contenta que ellos hayan encontrado su plenitud de esta manera pero no quiero ser una más de aquello que la sociedad quiere que seamos ¡no!

Decepcionada de la envidia y la mente cerrada que ahora puedo percibir, los artesanos regionales no saben compartir un lugar, le temen a la novedad o no sé a que pero ¿Por qué no enseñar y aprender del otro? Tuve el privilegio de trabajar en las mejores avenidas y ciudades de Sudamérica; Avenida paulista, San Telmo, Patagonia chilena, Cuzco, Arequipa, Punta del este y así… Esto es una plaza más.

     Estoy contenta de mi retorno a casa, la comida que tanto extrañaba, manejar la plata mexicana que ahora solo pienso en dólares y conversiones, el picante, los antojitos que los añoraba,los paisajes que recorrí y recorreré pero sin duda, la gente me decepciona me siento tan incomoda caminando a lado de ellas, hablarles de manera consciente pero al parecer hablo con una pared.

      Creo que me queda hacer es seguir andando por la tierra y difundir lo aprendido  para aquella persona que saben escuchar.

  Escribió Mark Twain en sus crónicas.

“Nadie adquiere una visión amplia, saludable y generosa si se queda en una esquina de la Tierra toda su vida vas a ver que el mundo se va a hacer más pequeño. El obstáculo entonces será tu voluntad, o la falta de ella. Me habría gustado entenderlo más temprano. Que no te pase”. 

Siguiente destino: Quintana Roo.

Bolivia: Un paseo express

     Cruzar una nueva  frontera ha sido más emocionante que comprarse el celular de última generación. Bolivia era mi cuarto país no esperaba algo maravilloso de este país. No tenía muchas ganas de quedarme ni tampoco me alentaba a que me quedará más tiempo y así sucedió  yo no quería más de Bolivia ni mucho menos Bolivia me quería más en su territorio  aymará y quechua.

DSC03226
En el ferry para Isla del sol

      Mis maravillosos días en Perú se terminaron y para eso iba bien acompañada por mi amigo Rodrigo de Brasil que conocí durante el voluntariado en Cusco. Tomamos las mochilas un martes a las 7 am, tomamos el último desayuno del hostal, pretendíamos llegar a dedo para Arequipa o Puno pero el aventón en Perú y sobre todo en esta zona de Cusco no se prestó ni mucho menos la suerte. Llegamos hasta Sicuani, Perú todo asoleados y cansados. A este pueblo compramos unos pasajes en s/30 hasta Copacabana, Bolivia ya que, se festejaba la fiesta de la Virgen de Copacabana; aprovechando la fiesta nos unimos a la caravana. Mi preocupación era sellar mi pasaporte de salida peruana y entrada boliviana después de 6 horas de viaje llegamos a la frontera con Bolivia había una fila inmensa, resultaba que las oficinas de migración estaban cerrada y las abrían a las 8 de la mañana para eso el bus había llegado a las 3 de la mañana eso quería decir, que teníamos que esperar 5 horas adentro con el puto frío que se adentraba en mis huesos, definitivamente deteste esa parte: El clima.

     Cuando llego la parte de sellar el pasaporte tristemente me despedía de Perú. Tan campante iba a la oficina de migración de Bolivia cuando fue mi turno y veo mi sello de entrada y los 30 PINCHES DÍAS que te da el país, allí me cambio el rostro y molesta le pregunte al oficial de migración del ¿Por qué chingados son 30 días? (obviamente no pregunte de esa manera) el cuál me dice. – “Sí usted quiere más plazo puede ir a cualquier oficina de migración de La Paz o de cualquier otra ciudad para a largar su estadía” – .

DSC03283
Cruzando el lago Titicaca, uno de los lagos más altos y profundos del mundo.

      Vengo disfrutando la libertad de otros países con los 90 días en mi pasaporte sin la necesidad de ir a una oficina de esas que no sé cómo madres tratan a los extranjeros  lo que menos quiero es hacer papeleo ni mucho menos perder el tiempo en cosas que se pueden arreglar en el momento y por pelear 60 días ¡Nel! Me fui indignada por esos 30 días por Bolivia.

     La moneda del país “El boliviano” venía escuchando que Bolivia era uno de los países más barato de Sudamérica pensé que entrando con “soles” moneda peruana me daría una vida de lujos y de gran turismo por este país. Un Boliviano vale 6.95 (1 dólar).

     Llegamos a Copacabana no es nada de otro mundo es un pequeño pueblo bañada por las aguas del lago Titicaca el atractivo turístico es la Isla del Sol que te cobra un Ferry 20 Bs incluso puedes regatearlo hasta en 15bs, eso si, el boliviano es una persona con quien puedes regatear las cosas de 50 bolivianos puedes hasta bajar en 25 bs. ¡Comprobado! Muchas lenguas nos decían que el boliviano no es una persona hospitalaria ni amable, claro, no se puede generalizar pero fui y lo comprobé preguntando direcciones, indicaciones, precios etc, etc.  Y en realidad no tiene esa amabilidad de decirte “no sé” sino simplemente se dan la vuelta como los que no entienden nada como si les estuviera hablando en algún otro idioma o con un gesto y moviendo la cabeza para que deje de estar molestando.

SAM_5933
Muelle de Copacabana, Bolivia.

     El paisaje de Copacabana a Isla del Sol es hermoso el lago hace juego con esas montañas frondosas y al fondo ese manto blanco de los nevados. El clima por la mañana es caluroso pero por la noche la temperatura baja hasta -10 grados dependiendo la temporada. Nosotros novatos no llegamos a la parte sur ni norte de la isla sino a la parte céntrica donde vive la gente originaría del lugar. Resulta que para entrar a la Isla también cobran cierta cuota para permanecer allí y sí quieres entrar a otras parte de igual forma, a nosotros nos quisieron cobrar 20 bs a cada uno pero mi astucia negociable y de dar lastima me ayuda siempre a donde quiera que voy. Comprendo que la plata la toman para la ayuda de la comunidad pero no tenía para pagar 20 bs. Llegué a un acuerdo en 15 bs para los dos y así nos dejaron en paz; nosotros felices acampando y ellos con sus 15 bs ¡Sepa uno! sí será verdad que lo agarran para dicha cosa. Una noche fue suficiente para no estar allí. Pasamos un helada terrible yo, una tabasqueña de tierra caliente que a lo mucho que soporto son ahora  5 grados a -10 grados y acampando no fue la mejor idea al igual que Rodrigo pero al menos él ya venía con referencias de Canadá.

DSC03274
Isla del Sol, Copacabana, Bolivia.

     Constante  una frase que alguna vi  en FB, estuve hospedada en un hotel de mil estrellas  y sí, esa noche a parte del frío terrible se veía con claridad más de un millón de estrellas que para mi será de esas noche inolvidable por las constelaciones que nos acompañaron a pasar frío. Al día siguiente mi amigo salió a caminar y yo me quede a dormir por la mala noche que había pasado, retornamos a Copacabana para tomar un bus a La Paz nuestro siguiente destino de 60 bolivianos pagamos 50.

SAM_6001
La Paz, a punto de subir al teleférico.

       La Paz, capital de Bolivia y la ciudad más alta del mundo. Construidas entre las montañas de los andes la hacen hermosa y especial en Sudamérica. De Copacabana a La Paz son 4 horas aproximadamente, el tema del soroche o mal de altura era tema superado para mi. Llegamos por la noche, no habíamos encontrado CS y decidimos buscar un hostel muy barato y así fue pagamos 40 bs  por una cama según “matrimonial” 20 bs cada uno. Al día siguiente salimos a visitar la ciudad y en mi caso hacer un poco de plata ya que venía en números rojos. Era la primera vez que trabajaba en un semáforo como malabarista. Recién un colombiana me regalo unos “Poi” para aprender y así poder ganarme unos centavos en el viaje y esta era una buena oportunidad para mi. Debute en La Paz en la av. Calacoto donde encontré muchos malabarista argentinos, chilenos entre otros. El primer día en 3 horas reuní 40 bs y el segundo día 50 bs. Estaba feliz con tremenda hazaña la cuál pretendo repetir ahora en este viaje.

IMG_20150807_174054
Teleférico de La Paz, Bolivia
IMG_20150807_175556
Cuenta hasta ahora con 2 líneas pero el proyecto cuenta con 6 más.
IMG_20150808_153833
En mi primer día de trabajo en el semáforo. La Paz, Bolivia.

Evo Morales el presidente constitucional de Bolivia después de 200 años este país de nuevo tenía presidente de origen indígenas la cuál para ellos es un cambio en el país con el simple hecho del origen eso me contó mas de un boliviano. Creo que como todo país hay tanto simpatizantes y del otro lado que ni siquiera ven la hora que deje el poder. Evo tiene 12 años en el poder y va por la tercera reelección. Para nuestra buena suerte, nos encontramos con una señora muy amable en el colectivo rumbo a trabajar ellas no venía diciendo que una de las gestiones que ha ayudado a la ciudad de La Paz es la construcción del teleférico ya que, la ciudad de La Paz de ser alta viene como un sube y baja sus calles y este teleférico más que para el turista es un MEDIO DE TRANSPORTE URBANO para la población de la ciudad ya que a punto norte y sur atraviesa toda la ciudad en 20 minutos lo que antes se hacía en 2 ó 3 horas. Tipo metro pero en las alturas, con un costo de 3 bolivianos. Claro hay teleféricos en todo el mundo pero La Paz es el primer país que lo tiene como un medio de Transporte y con largas distancias. El proyecto tiene contemplado 6 líneas más la cuál 2 están en construcción.

IMG_20150810_083353
Desfile en Cochabamba, Bolivia. Las dos mexicanas y el brasileño.

     Dos día fueron buenas para conocer la ciudad quizás se merita hasta 1 semana pero para nosotros dos días fueron completos. Nuestro siguiente destino Cochabamba, allí había encontrado un Cs que tenía un proyecto y justo llegaba para las fiesta de la Pachamama. Allí tome la mentada chicha. Participamos en un desfile cultural que hasta en televisión nacional salí con una entrevista que ni yo sé de donde me salieron las palabras. Repito la hospitalidad no se le da al boliviano y mi couch no era muy atento que digamos. Eso sí, se tomo el tiempo para mostrarnos un poco de la cultura de su país, la comida y costumbre de esta ciudad del país. Para eso me encontré con una paisana de Guanajuato que estaba haciendo voluntariado en este lugar el cuál al final termino yéndose. Uno de los atractivos de Cochabamba era el Cristo de la Concordia con unos 2 mil escalone se sube hasta él, hay teleférico pero después de Machu Picchu no pretendía subir un escalón mas. Les comparto algunas fotos de Cochabamba.-

DSC03436
Desfile de Cochabamba.
DSC03449
Plaza de Armas, Cochabamba.
DSC03457
Cristo de la Concordia.
DSC03459
Desde el Cristo.

Los días en en Bolivia se acababan y la última parada era Uyuni pues, Rodrigo quería conocer el Salar de Uyuni, uno de los mas grande del mundo aunque ahora los chilenos dicen que acá esta el más grande. Otra vez nos cagamos de frío dentro del bus era una sensación de impotencia no poder calentarse ni dormir bien. Uyuni no tiene nada de espectacular lo único es hacer el tour del Salar y listo ¡Pa’ otro lado! De igual forma, se puede regatear el tour hay desde 150 y regatearlo en 120 bs el cuál eso le costo a Rodrigo él de 1 día que incluye almuerzo, visitas el cementerio  trenes, el volcán y el salar. Hay de 3 días  que cuesta como unos 700 bolivianos incluye todo es decir, el hotel también. Eso sí, hace un frío de la madre.

IMG_20150809_151609
Yo con una bufanda de Evo Morales.

     Uno de los mitos de la gastronomía boliviana es que no es buena, como mexicana que estoy acostumbrada a sentir los sabores la neta no la sentí, me acababa hasta 2 tazas de salsa sin sabor, sí podía el salero, me sentí mas de una vez con dolor de panza a pesar que he comido de todo aquí fue donde mi estomago me dijo “No me tortures más”, de toda la zona andina la boliviana no es la mejor de todas.

     Después de 10 días en Bolivia salíamos por Ollague hacía la frontera con Chile. De nuevo el frío no nos dejaba en paz. Lo que rompió el vaso fue que al nuestro pasaporte de salida nos cobraron a nosotros y a dos canadienses 15 bs por salir del país ¡QUÉ! le dije al oficial de migración con cara de perro y nada agradable que no tenía plata para pagar. O sea, desde Colombia hasta Perú no vengo pagando nada para salir, evite Venezuela por lo mismo y pagar en Bolivia fue un descaro. Para eso, mi amigo tuvo que pagar el mio y el suyo. Me dio un poco de coraje por que a pesar de la comida es mala y la gente no tan amable con el viajero te hacen pagar 15 bs que tampoco podríamos decir que es mucho pero es como si pagas un pizza de 150 pesos mexicanos la comes y sabe más a masa que a los ingredientes la tuviste que pagar por que es mala pero tenías hambre; bueno así me sentí.

IMG_20150807_182737
Rodrigo y yo

      ¿Cómo concluyo con Bolivia? Es barato sí. En lo personal no volvería no fue una grata experiencia. Tiene paisajes como en todo Sudamérica espectaculares pienso que eso puedo rescatarlo; quizás algunos les ha ido mejor en este país. En lo personal a pasar que voy haciendo artesanía y ahora un poco de malabarismo mi intención no es hacerme rica monetaria mente en el país sino aprender un poco de la cultura; algo me decía que no estuviera tanto tiempo en Bolivia y así fue mi estadía. Para el mochilero cabe mencionar que hacer dedo no es recomendable ya que no tienen esa cultura de levantar a esos vagabundos por la vida y si lo hacen te cobran pero para trabajar como malabarista te pueda ir mejor y quizás la artesanía.

¿Recomiendo ir a Bolivia? Claro, hay muchas cosas por visitar, Salar de Uyuni, la Selva en Santa Cruz, La carretera de la muerte, Isla del Sol etc etc. Posiblemente te vaya mejor que a mi hahaha es lo más seguro. ¡visiten Bolivia!

Para aquellos que quieran apoyarme con unas monedas por mi camino les dejo mi No de cuenta, las cuales me viene como agua como chocolate.

Cuenta Santander:

Cuenta SANTANDER: 60-56308464-6

Clabe:014790605630846461

Paypal: linda-zapata1988@hotmail.com

Gracias por leerme nos vemos en la próxima entrada.