Chacarera para recordar. Chaco, Salta y Tucumán.

El mate por las mañanas, pan tostado, dulce de leche y esos amaneceres marrones eran el comienzo de mis días en el Chaco. ¡Cómo no extrañar cada detalle de la escena! Sin son recuerdos frescos que no quisiera olvidar;  el tiempo ha pasado como agua que quisiera retornar a las conversaciones inventadas, las pizzas deSigue leyendo “Chacarera para recordar. Chaco, Salta y Tucumán.”

Argentina. ¡Fin del Tango!

Voy a empezar con un poema de Pablo Neruda que mi amigo Agustín me compartió: Algunas veces encuentras en la vida  una amistad especial: ese alguien que al entrar en tu vida hace un clic especial.  Ese alguien que te hace reír sin cesar; ese alguien que te hace creer que en el mundo existenSigue leyendo “Argentina. ¡Fin del Tango!”

Ushuaia, 365 días después.

En  1826 el barco  HMS  Beagle  de 200 toneladas de carga, bajo el mando del  capitán  Fitz Roy, fue enviado a estudiar los mares del sur. El Beagle ancló en una supuesta bahía que resultó ser un magnifico canal de hoy lleva su nombre. Allí navego también los indígenas Yaganes, hábiles remeros de los canalesSigue leyendo “Ushuaia, 365 días después.”

30 días a dedo por la Patagonia. Argentina. 1 Parte

Durante mi viaje por la Patagonia, una amiga de Río Gallegos me regalo el libro de Paulo Coelho “El Alquimista” muchas veces me lo habían mencionado incluso, estrictamente obligada a leerlo por el estilo de vida que llevo actualmente. Aún llevo algunas hojas leídas pero he subrayado algunas frases con las cuales me he identificadoSigue leyendo “30 días a dedo por la Patagonia. Argentina. 1 Parte”

Entre Wawas y dólares ¡Ecuador! 1 parte

     Sí alguna vez me preguntarán ¿Que parte de tu cuerpo te gusta? Sin dudarlo respondería mis pies y mis ojos. Pues sin ellos, no caminaría esos cansados kilómetros, esas ciudades, pueblos mágicos y cada casa que me abre la puerta. Mis ojos por que con ellos puede ver la belleza de cada lugarSigue leyendo “Entre Wawas y dólares ¡Ecuador! 1 parte”

Bacalar, Quintana Roo. Una parada obligatoria al pueblo mágico.

     Sólo me basto un mes para quedarme en la ciudad superficial de Playa del Carmen. Y para el colmo de los colmos en el hostal donde estaba haciendo el voluntariado había como una tipo epidemia de DENGUE, no hay peor cosa que te pase cuando estas viajando es que te enfermes nadie estaSigue leyendo “Bacalar, Quintana Roo. Una parada obligatoria al pueblo mágico.”

Mi recorrido a ride de San Cristobal de las Casas a Playa del Carmen, México

      Aún sigo extrañando la esencia de San Cristobal de las Casas, hace una semana que llegue a Playa del Carmen y se ve lo mismo todos los días fiesta, playa, gente loca, estúpida y demás. Definitivamente no es mi lugar ni para vivir ni para trabajar aunque se gana bien pero siempreSigue leyendo “Mi recorrido a ride de San Cristobal de las Casas a Playa del Carmen, México”