Pátzcuaro e Isla de Janitzio, Michoacán. Más que un pueblo mágico.

     Con este frío que hace en San Cristobal y la fiesta que se trae este mágico pueblo créanme que ni ganas de escribir dan. Puedo decir que San Cristobal es peor en fiesta que Playa del Carmen se dan un tirito en esto pero no estoy para hablarles ahora de estos lugares.

IMG_0008
Coronas de papel en Patzcuaro. A unos días de la celebración del día de muertos

     Hace 3 años que fui a Morelia, como les había contado en la anterior entrada es un lindo lugar con tradiciones, costumbres y leyendas. Para ese tiempo el tema del narcotráfico estaba en su punto y nadie de mis compañeros quería ir por la inseguridad del Estado, al final fuimos como unos 20 al congreso y nos las pasamos rebien. Uno de los lugares que visitamos y estaba dentro del tour fue el Pueblo Mágico de Pátzcuaro; un día antes en la carretera federal Morelia –  Pátzcuaro hubo un enfrentamiento entre policías y el narco donde hubo sólo un muerto.

IMG_0012
Lanchas para cruzar a Isla de Janitzio desde Pátzcuaro

     Nos levantamos muy temprano para ir a Pátzcuaro que se encontraba a unos 45 minutos de Morelia, pasamos el volcán “Paracutín” que en los años 90 hizo erupción hasta la fecha no ha removido la tierra por esos lugares. Para nuestra buena suerte hacía un clima hermoso pues también hace frío por esos lados pero el calorcito nos favorecía siendo nosotros de tierra caliente como lo es Tabasco. Decidimos ir primero a la Isla de Janitzio ya que es el punto exacto para sentir, vivir y ver la tradición del día de muertos. Nosotros habíamos llegado a Morelia una semana antes del evento pero ya se veían los preparativos para esta fiesta que sólo vivos y muertos saben festejar. Sí a la Isla de Janitizio quieres llegar por obvias razones tienes que llegar primero al pueblo de Pátzcuaro para despúes tomar una lancha mas o menos en aquél tiempo nos costo $45 pesos por persona, el cruce tarda como unos 30 minutos mas o menos.

     IMG_0017 IMG_0018Cuando se va por el lago de Pátzcuaro y acercando a la Isla hay un momento cuando se detiene la lancha y es que resulta que el visitante puede disfrutar durante una corta travesía de la actuación que realizan los pescadores en sus barcas, como rememoración de la pesca que se hacía antiguamente. El despliegue de las artes de pesca (redes en forma de mariposa) en un momento determinado es un espectáculo muy bello; siempre vi esta imagen en libro de texto y estar presente viendo como proceden con la danza era un sueño hecho realidad.  Al terminar  uno de los pescadores se acerca a la lancha con el pescado donde van mas o menos 40 personas. Voluntariamente se le da una moneda, la danza demora unos 15 minutos aproximadamente pero durante la marcha de la lancha se va escuchando la música oriunda del lugar sin dejar de mencionar e ir comiendo un rico helado artesanales hecho por los pobladores del lugar. Aquí fotos.

IMG_0024
Danza de pescadores al fondo la Isla de Janitzio
IMG_0025
Pescadores
IMG_0028
Al final, el pescado.

IMG_0027

Janitzio es una de las islas del lago de Pátzcuaro, ubicado en el Estado de Michoacán, México. Es la más importante de las cinco islas del lago de Pátzcuaro. Su nombre original purépecha es Janitsïo o Flor de trigo o maíz.

IMG_0009Janitzio es famosa por la gran cantidad de turismo que recibe, proveniente tanto de México como de todo el mundo. En lo alto de la isla, observable desde lo lejos, existe un monumento del héroe nacional de la revolución de independencia (con su brazo derecho alzado y su puño cerrado), José María Morelos y Pavón. Este monumento contiene en su interior una colección de pinturas que describen la biografía del héroe mexicano. Existe un mirador en la estructura en el puño del monumento donde se puede admirar todo los alrededores de la isla así como gran proporción del lago de Pátzcuaro. El 1 de noviembre tiene lugar en la isla una ceremonia muy querida para sus habitantes. Durante la noche es costumbre llevar las ofrendas a los muertos. Se hace una procesión iluminada con cirios y animada con cánticos religiosos. Toda la isla resplandece con luces y antorchas.

IMG_0033
Indígena purepécha preparando las “charandas”
IMG_0035
¿Se antoja?

Lo primero que hay llegando a la Isla es un centenar de locales de artesanías y sobre todo de la famosa “Charanda” la bebida típica de Michoacán aunque sabe algo suave al tequila nos los prepararon con limón, refresco de toronja y chile piquín. ¡SE ME ANTOJO! aún conservo el vaso de barro donde lo bebí.

IMG_0032

Desde que llegas a la Isla todas sus calles son como escaleras, en lo personal llevaba los pulmones en las manos, me iba haciendo parada ya que la noche anterior habíamos ido de fiesta y no es buena combinación cuando se va cruda a un paseo turistico ahhaha.

Tal como lo dice la placa de bienvenida a la Isla todo sus alrededores está lleno de puesto de artesanías, restaurantes (pescado su especilidad, empanadas etc) pequeños hoteles. El paseo por la Isla lo hace entre 2 a 3 horas llegando hasta el monumento a Morelos donde puedes subir y tienes una vista panorámica del lugar, en mi caso no pude subir por hueva :P. En sí, dentro de la Isla ni tan caro ni barato se queda en neutral. También nos toco los preparativos de la fiesta de día de muertos ya que Janitzio una de sus atracciones y por la cuál muchos turistas llegan a la Isla es a esta tradición llena de colores y respeto.

Les muestro algunas fotos de la Isla de Janitzio.-

IMG_0016
No recuerdo como se llaman pero son como botanas 🙂 (pescaditos con chile)
IMG_0030
Isla de Janitzio desde la lancha.
IMG_0031
Pueblo de Janitzio
IMG_0041
Panteón de la Isla, a días de festejar el día de muertos.
IMG_0037
Locales de artesanía
IMG_0045
Estatua a Morelos.
IMG_0047
Tortillas hechas a mano y al comal
IMG_0036
Pasillos de la Isla

Para finalizar el día, regresamos a Pátzcuaro (en purépecha P’askwarho /Pʰáskʷaɽo/) es una ciudad del estado mexicano de Michoacán. En la antigüedad era la tierra de los indígenas que se nominaban a sí mismos purépechas, también conocidos como tarascos. Pátzcuaro se encuentra categorizado como uno de los Pueblos Mágicos. Es cabecera del municipio del mismo nombre.  Estando allí nos dispusimos a recorrer el pueblo es plenamente recomendable y bellisimo con sus casas de fachada colonial, pintadas de blanco con tellos de barro rojo. Todas sus calles sobresalía la flor de cempaxóchitl (la flor de los muertos), la mayoría de los locales tenían ya sus altares ya listos con sus velitas de cera y caminos de esta flor para recibir a sus muertos.

IMG_0078
Iglesia de Pátzcuaro

    Toponimia. Su nombre aparece registrado en la Relación de Michoacán como Tzacapu-Hamúcutin-Pásquaro, con el significado de “Donde están las piedras (los dioses)a la entrada de donde se hace la negrura”. Su interpretación morfológica es la siguiente: Tzacapu,’piedra’; Hamúcutin, ‘puerta o entrada’; y, Pásquaro, término formado por pás-, radical del verbo páscani, ‘teñir de negro’; -qua-, radical de -quare- actualmente escrito -kuarhe-, es una partícula que se incorpora en los verbos antes de la terminación del infinitivo para hacerlo reflexivo; y, -ro, sufijo determinativo de lugar, con el significado de ‘lugar donde se hace la negrura’. Recordemos que los michhuaques consideraban a los lagos la puerta de entrada a su cielo ‘el inframundo’ a donde iban las almas de los muertos, conducidos por un perro (una nutria, llamada también el perro del agua), a reencontrarse con la divinidad. Su interpretación morfológica “Donde están las piedras (los dioses)a la entrada de donde se hace la negrura”, podemos por extensión darle también la interpretación de “La puerta del cielo” o bien “La entrada al paraíso”. (Interpretación morfológica de Salvador Garibay Sotelo).

IMG_0065
Flor de cempaxóchitl

Pátzcuaro fue una de las primeras ciudades que fundaron los purépechas, hacia el año 1300. La tradición cuenta que fue fundada por Curatame y que luego fue convertida en el centro religioso y ceremonial del pueblo purépecha por Tariácuri. En 1522, al momento de la llegada de los españoles, la capital se había trasladado a Tzintzuntzan, y subsistía en Pátzcuaro solamente un centro ceremonial escasamente poblado.

Según la tradición, a Pátzcuaro arribó el enviado de Hernán Cortés, Cristóbal de Olid, y tuvo lugar el sometimiento del cazonci Tangáxoan Tzíntzicha. Años más tarde se otorgó el gobierno de la Nueva España al presidente de la Primera Audiencia, Nuño Beltrán de Guzmán, quien realizó repetidas exigencias de tesoros, puso en prisión, juzgó sumariamente y finalmente ejecutó al último IMG_0063cazonci, Tangáxoan Tzíntzicha. Los hechos trascendieron y llegaron a oídos de las autoridades en España. Como consecuencia, en 1533 fue enviado como visitador el oidor Vasco de Quiroga, quien en 1537 sería nombrado obispo de Michoacán. Este personaje supo hacerse con la situación y entender a los habitantes, y se dedicó a ayudarles con sentido de justicia y con inteligencia. De esta manera pudo salvarles de la situación en que se hallaban. Ayudó a los niños especialmente, y además fundó poblados nuevos, enseñando en escuelas a desarrollar y promocionar sus artesanías vernáculas y tradicionales. Los indios supieron enseguida que contaban con alguien en quien poderse fiar y comenzaron a llamarle con el apelativo cariñoso de Tata Vasco.

Entramos a la biblioteca del pueblo y nos encontramos con una exposición de Catrinas de todos los modelos estas son algunas que habían.-

IMG_0050 IMG_0051 IMG_0052 IMG_0055

Como estos pueblos Michoacán tiene mucho para ofrecernos. Si pasan por este rinconcito mexicano no se olviden de pasar por acá.

Gracias por leerme y no olviden viajar y conocer lo que es de nosotros primero México ya después el mundo…

Saludos gélidos desde San Cristobal de las Casas.

Michoacán de Ocampo. Ciudad de leyendas e historia.

     Definitivamente no terminaré de escribir lo maravillo y bello que es mi país, ¡sí! hablo de México por que dicen por ahí que como México no hay dos ¿Estamos de acuerdo? Suena muy nacionalista pero no tengo la culpa de haber viajado primero por mi país antes de viajar a otro. Un español me platico una vez “Antes de salir a conocer otros países primero hay que explorar, saber y conocer el suyo” y eso fue lo primero que hice. Aunque aún no conozco el norte de México lo dejaré como la cereza del pastel.

Avenida principal de Morelia.
Avenida principal de Morelia.

Esta vez les voy a platicar del bello Estado de Michoacán que se encuentra al centro- oeste de la República Mexicana. Fui en el 2012 cuando todos los medios mexicanos decían que no visitarán Michoacán ya que a diario se publicaban notas amarillas que la delincuencia organizada mataban civiles y su desmadre dentro de la ciudad de Morelia y pueblos aledaños. Lo único que me resta decir a este párrafo es que ESTOY VIVA, nunca vi nada de balaceras como lo transmitían en la TV, siempre he dicho mientras no te metas con ese tipo de problemas y mucho menos con esas personas que están involucradas al narcotrafico no tienes que temer nada. Tanto fue mi curiosidad de saber si era tanto cierto este tema que empezaba a preguntarle a personas sobre esto y la gente siempre me contaba: – ” Es verdad, hay violencia en Morelia pero el narcotrafico no se mete con los civiles (el pueblo) sino con el gobierno y la gente involucrada a ella“-.

IMG_0035
Kiosco de estilo francés en el parque principal de Morelia

Parque principal de MoreliMichoacán palabra náhuatl, con la cual los aztecas o mexicas denominaban al paradisíaco territorio, ubicado en el Occidente de México, en el que se asentó el Señorío Purépecha o Michhuaque, gobernado por el Irecha (llamado Caltzontzin por los mexicas). Esta vasta demarcación cuenta con altas y encrespadas montañas cubiertas de exuberantes y magníficos bosques de finas maderas, ricas en flora y fauna silvestre; feraces praderas y fértiles valles, con el clima apropiado para el hábitat y multiplicación de toda clase de animales y plantas; así como numerosos ríos, frescos y cantarinos arroyos, hermosos lagos, grandiosas lagunas e innumerables manantiales y ojos de agua, que lo convertían en un auténtico paraísoEl vocablo Mich-huac-an se forma con la raíz o radical del vocablo michín, pescado, que en la escritura fonética se señala con un pescado; la partícula –huac–, posesivo calificativo de lugar; y la terminación –an, lugar (en la escritura fonética se señala con un cerro). La regla general de la lectura o interpretación de las palabras nahuas compuestas, es en sentido inverso a como están escritas; de donde Michhuacan dice simplemente lugar de los que poseen el pescado, de –an, lugar de; –huac–, posesivo del anterior y, michin, pescado, de la que solo pasa su radicalmich–. Su representación es un glifo, de tipo fonético, formado por un pescado, que da el fonético mich, colocado sobre un cerro que suena can. Huac–an, es una terminación compuesta, muy frecuente en los nombres de lugar, cuyo significado es difícil de plasmar en la interpretación glífica del topónimo.(Análisis morfológico de Salvador Garibay Sotelo) En el idioma mazahua se denomina Animaxe.

Fuimos al congreso de Inglés llamado “MEXTESOL” entonces como todo estudiante siempre se busca un buen pretexto para viajar y conocer nuevas ciudades y Morelia tenía todo para ser nuestra cómplice. De Villahermosa a Morelia son 20 horas nos paso de todo durante el camino desde una ponchada de llanta hasta un calentamiento de motor. Valió la pena cada kilómetro. Morelia tiene una arquitectura colonial de estilo barroco (no sé mucho sobre el tema :P) pero eso puede percibir. La catedral para mi TOP es la segunda más bella de todo México. Recordemos que la primera es la catedral de Puebla. Cuna de uno de los principales personajes de la independencia mexicanan José María Morelos y Pavón. En el centro de Morelia se encuentra la casa donde nació y la pila donde fue bautizado con ese honorable nombre. También fue cuna del pensamiento independiente de Miguel Hidalgo y Costilla. Morelia guarda buena parte de la historia mexicana en sus paredes en ella muchas leyendas que todo visitante debe conocer.

Cuando se camina por las calles de Morelia sientes como las paredes te hablan y te quieren susurrar todo aquello que aguardan. El tour de leyendas se tomas a las 9pm justo en el parque principal de la ciudad a un costado de la catedral ya no recuerdo bien pero tiene un costo de $50 pesos el recorrido y tiene una duración de 1 hora con 30 minutos pero vale la pena en verdad. Una de las tantas leyendas que nos contaron, se podría decir una de las que mas cuentan los michoacanos es “La mano en la reja

IMG_0140
En la reja donde se dice que Leonor saca la mano pidiendo un trozo de pan. Tour de leyendas en Morelia.

” En una casa al inicio de la conocida calzada de guadalupe, en morelia, moraba hace muchos años, muchisímos años un hidalgo tan noble como el Sol y tan pobre como la luna, sus abuelos allá en la madre patria, habían hospedado en su casa a don Carlos V y a don Felipe II, su padre había sido real trinchante, camarero secreto y guardia de corps de don Felipe V, y él, últimamente había desempeñado en la corte un cargo de honor que, despertando las envidias primero y las iras después, de los privados y favoritos, había tenido que refugiarse en este rinconcito de la Nueva España que se llamó Valladolid, para ponerse a cubierto de unas y otras. Era don Juan Nuñez de Castro, hidalgo de esclarecido linaje y sangre más azul que la de muchos. Vinieron con el de España, su esposa doña Margarita de Estrada y su hija única doña Leonor. Era doña Margarita, segunda esposa, como de cuarenta años, gruesa de cuerpo. Hablaba tan ronca como un sochantre. Su pupila azul parecía nadar en un fluido de luz gris dentro de un cerco de pestañas desteñidas. La nariz roja y curva como de guila le daba el aspecto de haber sido en su tiempo gitana de pura sangre. Era rabiosa, más que un perro y furibunda como pantera. Con el lujo desplegado en la corte arruino a su marido irremediablemente.Y hoy en día, casi expatriados, en un medio que no era el suyo, consumía los restos de su antiguo esplendor y riqueza. Era doña Leonor, entenada de doña Margarita e hija de la primera esposa de don Juan. Su belleza era sólo comparable a la de la azucena, blanca como sus pétalos y rubia como los estigmas de sus estambres. Su cabellera rubia le envolvía la cabeza como en un nimbo de oro. Su nariz recta y sonrosada. Su boca pequeña, roja como cacho de granada. Sus labios delgados y rojos que al plegarse para sonreír mostraban dos hileras de dientes diminutos y apretados como perlas en su concha. Sus pupilas azules como el cielo parecían dos estrellas circuidas de un resplandor de luz dorada e intensa. Su cuerpo esbelto y delgado como una palma del desierto. De un temperamento dulce y apacible, de una delicadeza y finura incomparable que revelaba a las claras el origen noble de su madre.

Madrastra y entenada eran una verdadera antítesis. Un contraste de carácteres. Mas como la gitana había dominado a don Juan, lo había hecho también con Leonor, quien sufría constantemente las vejaciones que el destierro de la corte, la miseria de su situación y las pretensiones de su madrastra la hacían sufrir sin remedio. No podía la noble muchacha asomarse a la ventana, ni salir a paseo ni tener amigas, ni adornarse, ni siquiera dar a conocer que existía. Debía estar constantemente o en la cocina guisando o en el lavadero lavando o en las piezas barriendo. Jamás había de levantar los ojos para ver a nadie. Y !ay de ella!, si contrariando las órdenes que se le habían dado se asomaba al balcón o se adornaba, pues que había en casa sanquintín, perdiendo Leonor en todo caso.

Vino a Valladolid un noble de la corte del virrey a pasar semana santa como era costumbre en aquella época, y habiendo visto a Leonor en las visitas de monumentos quedó en seguida prendado de su hermosura. Ella por su parte no miró con malos ojos al pretendiente y desde luego, mediando el oro, recibió una carta en que se le consultaba su voluntad. No tardo mucho en contestarla, citando al galán para las ocho de la noche en la reja del sótano, lugar donde para sustraerla de las miradas de la juventud vallisoletana, la tenía confinada doña Margarita. Era el galán don Manrique de la Serna y Frías, oficial mayor de la secretaría virreinal cuyos padres residían en España. Su posición en México superaba a toda ponderación. Joven, inteligente, activo, sumiso, lleno de las esperanzas, con su buen sueldo en la corte, estimado del virrey y de la nobleza mexicana, laborioso casi rico. De seguro que al presentarse a don Juan de por sí o con una carta del virrey, este si consentía Leonor, no le negaría la mano de su hija, aunque doña Margarita se opusiera por no sacar ella ganancia ninguna del asunto. Pero don Manrique quiso primero estar seguro de la voluntad y del amor de Leonor. Pues bien para ahuyentar a los curiosos y conociendo perfectamente el poco ánimo de la gente y el miedo que causaban en ella los duendes y aparecidos, vistió a su paje de fraile dieguino, después de haberle pintado en su rostro una calavera, con la consigna de pasearse de un lado a otro a lo largo de la calzada de Guadalupe como ánima en pena, mostrando lo más que pudiese la calavera. Sonó el reloj de la catedral pausadamente las ocho de la noche y en seguida todos los campanarios de la ciudad, comenzaron a lanzar los tristes clamores, implorando los sufragios por los difuntos, según las costumbres de aquella santa época. La luna iba dibujándose entre las ligeras nubes que como con un manto de encaje envolvían el horizonte. Un vientecillo suave soplaba suavemente moviendo las ramas de los árboles y embalsamando el ambiente con el penetrante perfume de los jazmines. Todo estaba mudo, silencioso. El fingido difunto se paseaba a lo largo del muro donde estaba la reja del sótano, y la gente que se atrevía a verle la cara, corría despavorida, lanzando destemplados gritos. Entre tanto don Manrique se acercaba a la reja del sótano para platicar con doña Leonor. Noche a noche, a las ocho, brotaba sin saber de donde aquel espanto que traía asustados a todos los pacíficos moradores de la calzada de Guadalupe, de modo que a las siete y media de la noche, en que terminaban los últimos reflejos del crepúsculo y se envolvía el cielo en su gran manto de estrellas, la gente estaba ya recogida en sus casas medrosa y espantada.

IMG_0129
En el tour de Leyendas, Morelia Michoacán.

No le pasaba lo mismo a doña Margarita que maliciosa como era, anduvo espiando -sabedora del espanto y víctima ella misma de él-, el momento oportuno de averiguar el misterio. Descubrió al fin la patraña y usando de su para ella indiscutible autoridad, una vez, estando doña Leonor platicando con don Manrique acerca de los últimos preparativos para pedir su mano a don Juan, cerró por fuera el sótano dejando prisionera a dona Leonor. Don Manrique llamado apresuradamente a la corte y llevando ya el proyecto de que el virrey le pidiese a don Juan la mano de su hija para él, partió al día siguiente con su comitiva para México. Doña Leonor al querer al día siguiente salir del sótano, para entregarse a sus ordinarias ocupaciones, encontró que no podía salir por estar cerrada por fuera la puerta. Así pasó todo aquel día llorando y sin comer. Don Juan no la extraño porque jamás se presentaba en la mesa; duraba días y días sin verla; así es que no notó su ausencia. Además, había salido de Valladolid a fin de arreglar los últimos detalles de las siembras de una hacienda no lejana que había comprado con la herencia materna de su hija y por lo mismo no pudo darse cuenta de la prisión de doña Leonor. Mas como doña Leonor no quería perecer de hambre y conservarse para su muy amado Manrique, durante el día sacaba por entre la reja su mano aristocrática pálida y casi descarnada, a fin de implorar una limosna por amor de Dios a los transeúntes que siempre ponían en ella un pedazo de pan. Doña Margarita había difundido que doña Leonor estaba loca y que se ponía furiosa y por eso estaba recluida y como no le bastase el mendrugo que le suministra la madrastra, por eso pedía pan. El espanto había acabado, ya no se veía al fraile discurrir por la noche a lo largo del muro; pero hoy de día no cesaba de estar una mano pálida como de muerte implorando por la reja la caridad publica, con voces débiles y lastimeras.

Mas un día, día de Corpus Christi, por más señas, cuando las sonoras campanas de la catedral echadas a vuelo pregonaban la majestad de la eucaristía que era llevada por las calles en medio de una pompa inusitada, llegaba a la puerta de la casa de don Juan, una comitiva casi real, a cuyo frente iba don Manrique que traía para don Juan la carta del virrey en que para el le pedía la mano de doña Leonor. Don Juan, asustado, conmovido, empezó a dar voces llamando a doña Leonor. Doña Margarita se había ido al corpus, de modo que nadie respondía, hasta que los criados, sabedores del martirio de doña Leonor, le descubrieron el escondite. Abrieron la puerta y quedaron petrificados, al ver que doña Leonor estaba muerta. Fueron aprehendidos en el acto padre, madrastra y criados, y consignados a las autoridades reales, sufriendo al fin cada cual el condigno castigo. Don Manrique engalanando el cadáver de doña Leonor con el traje blanco de boda que llevaba para ella, le dio suntuosa sepultura en la iglesia de San Diego. Después por mucho tiempo, se veía a deshora en la reja del sótano una mano aristocrática, pálida y descarnada como un lirio marchito, que apareciendo por la reja del sótano imploraba la caridad pública pidiendo un pedazo de pan por amor de Dios.”

    Así como este existen un sin fin de leyendas les dejo el link: http://mitos-y-leyendas-de-morelia.blogspot.mx/  para que sigan leyenda mas sobres estas leyendas que caracterizan a la ciudad de Morelia.

IMG_0041     La ciudad tanto de día y de noche se ve hermosa, también me toco el tiempo cuando los estudiante estaban en manifestación en Michoacán enfrente de su escuela se encuentra la biblioteca pública con libros de 500 años. Para todo aquél que ama la lectura se quedaría horas en este lugar. La artesanía michoacana también tiene lo suyo, me compre unos hermosos aretes de cobre pintado me costaron $90 pesos. Obviamente tengo manos de atol y se me rompieron ahora pagaría por unos. Sin dejar de mencionar la danza típica de Michoacán siiiii hablo de la “Danza de los viejitos”  les platico. “Esta peculiar y simpática danza es tradicional del estado de Michoacán, específicamente del pueblo de Jarácuaro, y se ha convertido en una de las más representativas y aplaudidas a nivel nacional e internacional. Sus orígenes se remontan a la época prehispánica y se le relaciona con las danzas que eran parte del ritual en honor de Huehuetéotl, el llamado “Dios del Fuego” o “Dios Viejo”.

IMG_0080
Danza de los viejitos

El baile consta de cuatro hombres que están ataviados con el traje de los campesinos purépechas, una camisa y pantalones de manta blanca, cubiertos por un sarape de gran colorido y huaraches con suelas de madera para el zapateado. Además, sus rostros están cubiertos con máscaras de madera con la forma de ancianos sonrientes, utilizan fibra de zacate como pelucas y llevan un sombrero con largos listones multicolores y un bastón como complementos adicionales. Durante el baile los “viejitos” hacen alarde de sus muchos años mediante espasmos, caídas y caminando de manera encorvada, aunque también muestran una gran energía zapateando y corriendo en fila india tomados del bastón, todo al ritmo de la música de violines y guitarras.

IMG_0081La Danza de los Viejitos es actualmente reconocida a nivel internacional por su colorido y simbolismo, además de por su expresividad escénica, y se ha convertido en un símbolo de identidad para los pueblos de la zona lacustre de Michoacán, en los cuales los niños son iniciados como danzantes desde muy tierna edad.”

     Lo que todo viajero, turista y mochilero debe hacer cuando se va a un lugar nuevo por explorar y honestamente EXHORTO hacerlo que probar la comida típica de la región. Cuando llego a un lugar por primera vez lo que busco,ubico y pregunto en mi mapa es el MERCADO. Ahí te pierdes entre la gama de sabores, colores y aromas de la región puedo constatar que esos mágicos lugares se encuentra la verdadera esencia de nuestra cultura, de nuestra gente, de nuestra comida. No podía dejar pasar esta ocasión y la curiosidad de probar la comida Michoacana. Dentro de la comida típica de la región podemos encontrar y principalmente me atasque de TODO.  “La morisqueta” (arroz blanco cocido, con frijoles fritos y salsa guisada con queso o carne) y el aporreadillo (tiras de carne seca guisadas en salsa roja). También se elaboran una especie de tamales de maíz tierno denominados uchepos y otros envueltos en la hoja de milpa en forma de bola con un poco de salsa y carne llamadas corundas. Platillos típicos: Pozole, Corundas michoacanas, Caldo michi, Col en nogada, Tortilla ranchera, Caldo de charal estilo pátzcuaro, Chupiro, Charales secos, Chapatas, Miguichi, Enchiladas morelianas, Pescado blanco de pátzcuaro, Chupiro, Carnitas, Lomo de res en pepitoria, Mole de guajolote, Uchepos, Sopa huitzimangan, Sopa purépecha. Postres típicos: Chongos zamoranos, Ate de membrillo, Capirotada, Cajeta, Pastel de plátano, Helado de pasta.

Bebidas típicas: Charanda, Rompope, Mezcal, Atole blanco, Licor de membrillo, Guacamaya.

Muestro foto:

IMG_0006
Corundas
IMG_0007
Pan típico de la región
IMG_0010
No recuerdo el nombre pero se ve sabroso
IMG_0102
Mas comida
IMG_0011
Bebida típica Atole blanco. No recuerdo el nombre hahaha
IMG_0119
Fritanga ¡LA AMÉ!

IMG_0086

Me pasaría todo el día escribiendo sobre este maravilloso Estado pero no les aburro más y mejor vayan a Morelia que les espera un sin fin de lugares para conocer. Los michoacanos son gente muy amable quizás en todo México. Por las mañana y noches frías por las tardes un poco de calor.

Nos leemos en la próxima. ¡Visita México! ¡Visita lo tuyo!

IMG_0033
Una de las torres de la catedral
IMG_0072
Fuente de las tarascas

IMG_0021

IMG_0079

IMG_0085
Acueducto de Morelia

IMG_0092