Chacarera para recordar. Chaco, Salta y Tucumán.

El mate por las mañanas, pan tostado, dulce de leche y esos amaneceres marrones eran el comienzo de mis días en el Chaco. ¡Cómo no extrañar cada detalle de la escena! Sin son recuerdos frescos que no quisiera olvidar;  el tiempo ha pasado como agua que quisiera retornar a las conversaciones inventadas, las pizzas de los sábados, los días fumados, las risas al estilo paraguayo pero sobre todo, sus caricias en mi rostro.

    

13871749_1062441263834930_185868910_n
Casa couch en Resitencia.

Llegar al Chaco, fue una de las experiencias inolvidables en Argentina (después de la Patagonia). Las casi 8 horas esperando alguien que me trajera hasta allí valió la pena. Llegué a las 12 de la noche a Corrientes, tome el micro para Resistencia con la dirección de mi couchsurfer en la mano, adivinando y preguntando llegué a ese departamento en el cuál no pensé quedarme los 2 meses de familia.

     Preguntando a los vecinos donde se encontraba dicha dirección un chico amable me ayudo a llegar; el primer rostro y palabras de bienvenidas me las dio Marcelo un porteño que viaja en bicicleta y con el cuál crecería una buena amistad. Esa noche cocinando pizza conocí a mi COUCH; Elias, Óscar y Romina (paraguayos), Jonathan (Brasil), Santiago (México) y yo. Era una casa tipo couchsurfing colectivo, el cuál recibían viajeros tras viajeros.

     Escribo con nostalgia y escuchando chacarera estas líneas, fueron momentos de alegría, molestias, discusiones, de compartir, de convivencias, de sentimientos, de amigos en las buenas y las malas, de que hay una familia con amigos y de muchas emociones en casa. Tuve la dicha de conocer a los amigos que sin conocerte estaban allí, consejos, jalones de orejas, muchas risas pero muchas risas con mi hermano paraguayo Óscar el cuál cada vez que nos fumábamos un cañito de esa plantita verde nos brotaba la risa; un par de veces me iba al universo y me comí la rebanada de pizza más larga del mundo JA JA JA y no es ¡albur!

    

14519676_1094359283946553_6304766143085379508_n
Mi disfuncional familia del Chaco

A veces salía a la plaza de Resistencia a trabajar la artesanía, a los semáforos  por 50 pesos y después con mi respectiva chipa regalada me retiraba de mi centro de trabajo. La gente del Chaco es muy amable, el vecino de la tienda me regalaba pan y el verdulero lo mismo jajajaja… El Chaco es una de las provincias más pobres de Argentina pero con la población más solidaria, generosa y bondadosa de ese país. La mayor parte de la población anda en moto y con su peculiar “WE” como “¡ahh!” hace que te quedes más en Resistencia.

img_1532
Melissa, Nolberto y yo en Salta. Nuestro ángel de la ruta.

En la misma casa conocí a Melissa, una simpática e insistida puertoriqueña que me apaño para que la acompañara a Salta ahí tenía a mi amiga “La negra” quién conocí hace 1 año en Arequipa, Perú. Para ese tiempo, emocionalmente no andaba del todo bien y viajar no era una opción para olvidarlo, Meli comprendía bien mi delirio pero al final de cuenta, la desilusión es la respuesta a la acción hecha.

     Salta o mejor conocida “Salta la linda” y sí que lo es, nos recibió con un clima óptimo. Antes, hicimos dedo desde Resistencia más de 800 km para llegar ahí. Tuvimos una suerte ¡De perro! Dijéramos en México, contemplamos los paisajes del norte y ver de nuevo las montañas es sinónimo de alegría para mí.

    

img_1583
Vista Panoramica de Salta.

Nos recibió mi amiga, el cuál compartimos anécdotas, música, artesanía entre más. Recorrimos la ciudad, el teleférico como atractivo turístico al igual que el museo que aguarda a las momias de niños que fueron encontrados en la cordillera de los Andes el cuál, se exponen allí.

img_1764-pano
Cerro de los 7 colores. Pumamarca, Jujuy, Argentina

     Destino siguiente, Pumamarca, Jujuy y el famoso cerro de los 7 colores. Mis ojos quedaron nulos a ver dicha maravilla de la madre naturaleza, los colores que se expanden en los cerros. Esta provincia muy cerca de Bolivia (a unas 2 horas) me hizo sentirme en dicho país ya que, la gente de allí sus rasgo son indígenas al igual viven bolivianos en esta parte del país. Mis ánimos no eran los mejores pero al final del viaje, los disfrute gracias a Melissa.

    

img_1799
¿De que tamaño somos realmente?

Regresamos a Resistencia; se me acaban los días en Argentina y tenía que volver a Chile. Mi última provincia para conocer era Tucumán, pues, soy fans de Mercedes Sosa y no me podía ir sin pisar la tierra de una de las cantautoras más reconocidas en Latinoamerica. Si no hubiese llegado Agustín estuviera aún en Resistencia. Agustín un porteño llego a la casa de paso y con la misma dirección lo invité a esperarme incluso, ponerme de acuerdo con un camionero y así fue como partí tristemente y con lágrimas de Resistencia. Viajamos con el camionero toda la noche cebando mate, Nolberto con quién ya habías viajado antes y esta era mi tercera vez arriba de su camión. A las 7 de la mañana habías llegado a Salta y con dos horas para llegar a Tucumán nos paramos en la ruta a esperar y en menos de 1 hora ya estábamos viajando rumbo a la ciudad de San Miguel de Tucumán.

     12 horas de viaje, en dos carros, fue uno de los aventones más rápidos en mi historial de viajes; llegamos a Tucumán sin tener donde dormir, ya que ambos viajábamos sin presupuesto; bueno, yo menos que Agustín jajaja…Nuestra couchsurfers no había dicho que sí pero después pues aún no llegábamos al final nos dijo NO pero como la suerte del viajero y la ruta es mágica a último momento nos dio  opciones y una de ella era, acampar y sin alegar, ACEPTAMOS.

14536965_1268886616495806_385271571_o
San Miguel de Tucumán. Argentina

La ciudad de Tucumán es la cuna de la caña y de los famosos INGENIOS ya que, en los tiempos de oro la ciudad vivía de la caña de azúcar (hasta hoy día pero no como antes), haciendas, parques y peñas que con nostalgia se reflejan en la ciudad y su gente. Los tucumanos se caracterizan por su peculiar formar de hablar y el cuál pude medio descifrar, la pronunciación de la R es peculiar en el norte argentino pues, la arrastran al hablarla entre vocales. Cuna  de la independencia Argentina, Tucumán la hace turística y bella con su arquitectura. Nuestra COUCH junto a su familia compartimos empanadas y comida mexicana, chistes tucumanos entre más.

    

14441174_10210458181912508_635170866520372035_n
Probando Achilata, nieve típica de Tucumán con Agus.

Agustín quien se quedaba más tiempo se despidió de mi con un abrazo y ¡Hasta pronto! Tenía 11 maratónicos días para salir de Argentina sino pagaba multa. Hacer dedo por esta zona fue toda una travesía ya que, en la ruta de Tucumán – Catamarca es muy difícil por la cuestiones de robo pues, al tucumano se le conoce como “chorero” (ladrón); hice dedo muy temprano y fue casi imposible llegar ese día a Catamarca me encontré con un brasilero con quien compartimos casa en Tucumán y acampamos juntos en una estación de servicio aún en Tucumán. Nos levantamos temprano para continuar nuestra ruta, él hacía la ruta 40 y yo rumbo a Mendoza.

     Sin éxito para avanzar tome un bus que me llevará a Catamarca, allí solo me quede un día pues, iba a comprar “la piedra rodocrosita” la piedra nacional de Argentina y Catamarca tiene las minas. El mismo lapidero, me acogió en su casa y al día siguiente para la Rioja. Ahí el dedo fue más rápido y con la mejor suerte que pueda tener en esa ruta. Me llevo un Riojano quién su esposa era fans de la virgen de Guadalupe y para eso tenía estampita de la misma; los segundos fue una familia quien me llevo al punto clave para avanzar hasta San Juan. Se dice que los Riojanos dan plata para aquél que lo necesita en el caso  mío como viajera y sin duda, es cierta la familia cuando me dejo en la ruta, me dio 100 pesos que con eso almorcé aquella tarde. En la pampa, donde no pasa ni un alma; casi 1 hora esperando me levanto un camionero con quién venía escuchando chistes y como no podía llevarme hasta Mendoza que era su destino final me dejo en la estación de servicio donde acampé.

14585463_1245956845457004_1099999327_n
Casa couchsurfing en Tucumán. 

    Mi último día de aventón en Argentina, tenía que ser exitoso. Llegar a Mendoza era la misión. Me quedaba 8 días para salir de Argentina contaba los días para no pasarme de la fecha. La suerte estaba de mi lado y menos de 1 hora estaba viajando con un camionero para San Juan, cebando mate y con platica llegué hasta el cruce de San Juan y Mendoza.

El sol picaba y estaba a unos 200 km de Mendoza, eran las 2 de la tarde y mi suerte aún conspiraba a mi favor. El último camionero de mi recorrido por este país se hacía presente; Carlos de 60 años me llevaba para Mendoza entre platicas, risas y algunas preguntas muy atrevidas el cuál tuve que esquivar más de mil veces llegué viva a Mendoza.

     Tenía 7 días para salir, recorrí 2000 km en 4 días hasta Mendoza. Allí en Mendoza, me quede 4 días más y conocí a Rodrigo quién me llevaría a ver los Andes desde otro plano del mundo.

¿Qué puedo decir de Argentina? Fueron 3 veces que entre, Norte, centro y sur.

¿Qué me llevo de este país? El mate, los alfajores, la gente linda del norte, sus empanadas tucumanas, la chacarera, la imagen del gaucho montando a caballo en Corrientes, el asado, la previa ante el fernet, hablar de política, fútbol y religión es arriesgarse jajajaja pero sobrevive uno.

¿Volvería Argentina?

Claro pero más al Chaco donde deje amigos y amigos por las calles. Al fin termino con Argentina. Sin duda lleno de paisajes. Desde pampa hasta glaciares.

Gracias a todas esas personas que hicieron mi estancia en este país amigable, creo que como mexicana fue bien recibida y apapachada.

img_1868

¡GRACIAS TOTALES!

Argentina. ¡Fin del Tango!

Voy a empezar con un poema de Pablo Neruda que mi amigo Agustín me compartió:

Algunas veces encuentras en la vida 
una amistad especial:
ese alguien que al entrar en tu vida
hace un clic especial. 


Ese alguien que te hace reír sin cesar;
ese alguien que te hace creer que en el mundo
existen realmente cosas buenas.
Ese alguien que te convence
de que hay una puerta lista
para que tú la abras.
Esa es una amistad eterna…
Si te alejas,
tu amistad eterna te sigue.
Si pierdes el camino,
tu amistad eterna te guía y te alegra.
Tu amistad eterna te lleva de la mano
y te dice que todo va a salir bien.
Si tú encuentras tal amistad
te sientes feliz y lleno de gozo
porque no tienes nada de qué preocuparte.
Tienes una amistad para toda la vida,
ya que una amistad eterna no tiene fin. 

img_6301
Tango en Buenos Aires,

  Llego a la conclusión de mi viaje por Argentina, 16 provincias visitas más de 20 ciudades y mil almas que me colaboraron para que mi estancia fuera la mejor. Norte, centro y sur; desierto, pampa, glaciares, bosques, nieve son los paisajes que la Argentina te ofrece. En la Buenos Aires la ciudad de las Furias como Cerati la describió en vida es la ciudad donde hay cultura, colores, ferias, al porteño mal hablado, sencishito (sencillito) y carismático. El porteño mal visto en todas partes de Sudamérica pero generoso para dar direcciones incluso, para pagar el pasaje del colectivo. El Subté no es el mejor medio de transporte, quizás me toco subirme al peor JA JA JA; la arquitectura ¡maravillosa!, viajar en tren es una experiencia única y barata; el mate por las mañanas, tardes o noches es de ley pero agradable ese ritual de compartir una conversación con facturas.

img_6351
“El caminito” Boca, Buenos Aires. Argentina

Trabajar en San Telmo los domingos con mi paño de artesanía es para agregarlo a mi curriculum pues, es la feria más grande e importante de Sudamérica, ver bailar tango por las calles de San telmo y el barrio del “Boca” en el “Caminito” es mágico y excitante. El asado porteño no se queda atrás, los vinos.., el café que es malísimo en Argentina pero lo hacen cotidiano eso me dijo mi amigo Pablo quién fue mi estupendo guía. Buenos Aires tienes historia entre sus callejones, el obelisco y los cementerios con sus personajes ilustres como Evita Perón.

img_6273
Tumba de Eva Perón

    No terminaría describir Buenos Aires; tomé mi mochila acompañada de una catalana rumbo a Córdoba donde había dejado algunas cosas. Córdoba la capital el FERNET, de las previas, de ese acento peculiar que se reconoce a la primera frase. Visité a mis amigas después de 2 años, durmiendo en la terminal de Córdoba capital ya de una abortada visita a San Marco Sierra, de hecho me hice la dormida en el bus para no pagar el pasaje completo :D. Viajar en tren por 6 pesos fue lindo pero con un calor de 45 grados y sin ventanas no lo es tanto. Carlos Paz un buen lugar para el fin de semana y largos con los calores de verano es buena opción pero mi pueblo favorito Alta Gracia, con arquitectura colonial y un sueño hecho ir a la casa de Ernesto Guevara. Córdoba es mi provincia favorita el ambiente de juventud y universitaria se vive sin dejar de mencionar que los cordobeses son lindos, guapos y simpáticos entonces ¡parada obligada!

14632758_10211238080413913_1748048726_o-1
Andes, desde Mendoza.

 San Luis y Mendoza son provincias bellas; Mendoza caminando por los viñeros y la vista de los Andes como postales en mi mente también tiene desierto. San Luis con sus lagos y ríos te hacen quedarte y no salir de sus aguas frías.

Debo confesar que mi parte favorita de Argentina es el norte. Recorrí a dedo Argentina de norte a sur pagando dos veces colectivo en Argentina y de ahí no más, escuché diferentes acentos, diferente trato y puedo decir que Argentina no es solo Buenos Aires y Córdoba, el argentino no es solo el Porteño ni el Cordobés ¡No! Creo que este país me dio una bofetada de generosidad y nobleza de la perspectiva que tenía o se tiene del argentino; creo que para eso viajamos para abrir nuestras visiones y crear nuestras propias creencias.

img_6252
Monumento a Mafalda.

   

img_20160714_143943
Boca del diablo, Cataratas de Iguazú, Argentina

  Se venía la tercera entrada por Ciudad del Este, Paraguay, quería conocer las Cataratas del Iguazú no podía irme de Sudamérica sin conocerlas. Aquí mi problema como lo ha sido desde el comienzo de mi viaje es el dinero. La entrada a las cataratas eran de $300 pesos hice dedo desde Iguazú y funciono muy bien, llegué a la caja para explicar mi situación financiera a la que hicieron caso omiso; para eso, iba con mi mango de pulseras  para casos de emergencias. Me senté y tomé valor para hacer mi mejor hazaña y no pagar esos $300 pesos. Me acerque a los guardabosques  y les conté mi conmovedora historia. Tenía a la mano $100 pesos y fui al cajero y sólo tenía 80 JA JA JA JA quería pagar pero al ver mi cuenta sólo tenía para un vaso.

     Con éxito la misión pude pagar 40 pesos (como misionero) aunque algunos entras gratis (por suerte) yo feliz con el trato entre a disfrutar dicho maravilla natural que solo Pacha Mamma puede sorprendernos. No había visto tanta agua en mi vida, arcoíris, tanta vegetación y mariposas hermosas que se paran en la piel sin querer irse.

    

img_6113
Córdoba, Argentina.

Dejando el camping en Puerto Iguazú pues, visité la ciudad que por cierto, es caro para ir allí… 80 pesos pasaje de ida y otros 80 de vuelta para ir a las Cataratas, se puede ir haciendo dedo así lo hice. Desarme la carpa para rumbo a Resistencia, el Chaco. El día fue óptimo, un brasilero me llevo hasta 400 km pasando Posadas. Me quedé acampando en la estación de servicio como es costumbre. Esa noche pasé una helada terrible; me alisté y me puse a la ruta con mi pulgar para llegar ese mismo día a Resistencia. Fue  la espera más larga de mi vida. Desde las 8 de la mañana hasta las 6 de la tarde sin éxito. Me subieron unos policías que me avanzaron 20 km después un señor con su hijo otro 50 km. Viendo mi suerte eran ya las 7 de la noche caminé unos 3 km, resignada a pasar frío de nuevo iba contemplando los atardeceres gauchos. De repente un carro estaba detenido a 500 metros. ¡Me estaba esperando! Me pregunto para donde iba y con entusiasmo respondí ¡Resistencia! Él iba a Corrientes y así fue como viaje toda la noche llegando a Resistencia a las 12 de la noche.

Gracias por leerme. Estoy en las últimas entradas de mi viaje por Sudamérica.

14647414_10211252455293276_978178748_o
Ana, Rodri y yo en el desierto de MEndoza, Argentina.

Ushuaia, 365 días después.

En  1826 el barco  HMS  Beagle  de 200 toneladas de carga, bajo el mando del  capitán  Fitz Roy, fue enviado a estudiar los mares del sur. El Beagle ancló en una supuesta bahía que resultó ser un magnifico canal de hoy lleva su nombre. Allí navego también los indígenas Yaganes, hábiles remeros de los canales fueguinos.

Ushuaia que en idioma de los nativos yaganes significa “puerto interior hacia el poniente.

  Estoy por cumplir casi 3 años viajando y hace 1 año que cumplí el mayor de mis sueños ¡Qué dichosa soy!… Aún me falta mucho por descubrir pero me siento feliz de llevar una relación con mi mochila y con la vida. ¿Qué más le puedo pedir a está pinche vida?

Hace un año que hice el viaje para Ushuaia y me viene este párrafo que leí del libro “Bullet Park”

“En momentos así, uno piensa con felicidad: éste es mi país, único, vasto, misterioso. En aviones, aeropuertos o en trenes de otros país”.

Es así como termino este relato de mi travesía por zonas frías, australes y huanacos por todas partes.

    12279190_10208412923866873_2246711165656076742_n Esperando a Gustavo para continuar la ruta, los oficiales de la aduana lo hacen para un lado y le empiezan a revisar todo el camión incluso tuvieron que ir a buscar a los perros si en dado caso tenía drogas el camión. En eso, nos habla el camionero y nos dice que nos subamos que teníamos que volver de nuevo a Río Gallegos  ¡Queeeeee! Con mi cara de frustración nos volvimos y nos platicó Gustavo que no lo dejaron pasar  pues tenía un precinto abierto en la puerta de la caja (tipos candados) y eso hacía dudar a los oficiales de que quizás podría llevar drogas. Una semana antes, nos decía Gustavo que había incautado 8 kilos de cocaína en un camión, había pasado 3 zonas fronterizas y en la aduana argentina de Tierra del Fuego se percataron de ello. Es por ello que, estaban más pilas con las revisiones hasta el punto de que Paulo se acerca para checar que estaba pasando el oficial chileno se percató de su acento colombiano y empezó a preguntarle si traía drogas le paso el perro para olfatearlo y lo empezó a revisar. ¡Mala experiencia para Paulo!

    Nos regresamos, Gustavo nos dejó en la estación de buses para asegurar el viaje le dejamos las mochilas y tomamos las de mano. Nos prometió que no iría a buscar en cuanto solucionará la cuestión del precinto él tenía por seguro que se arreglaba el mismo día pero ¡Ohhhhh sorpresa! Pasamos la noche en la estación con un frío ¡terrible! Podríamos regresar de vuelta a casa de Silvia pero no quería abusar de su generosidad y por mi cuenta me quedé en la estación de bus. Paulo me sugirió que llamáramos a su casa pero mi respuesta fue: -NO – .

Pasamos frío, hambre llego un momento donde me dolían los huesos con tal temperatura. Nos tuvimos que meter a un cajero que estaba adentro de la estación y quizás así no pasar tanto frío pero ¡imposible! Dormimos terrible mal con la espera que Gustavo nos fuera a buscar lo anunciábamos con ancias. El reloj marcaba las 9 de la mañana y ni sus luces, las 11 y ya estaba pensado que quizás se fue sin nosotros y lo peor nuestras mochilas con él.

12107031_10207708855181058_2329297108770896070_n
Ailen y su familia en Rio Grande, Tierra del Fuego, Argentina. Oct 2015

Eran tan solo 350 km para llegar a Ushuaia y una linda voluntaria que nos daría una cama calientita nos esperaba en Rio Grande, Tierra del Fuego; con los papeles arreglados pasamos las 4 fronteras que están en la ruta más austral del mundo. Sin problemas finalmente llegamos a la primera ciudad de la provincia de Tierra del Fuego, Rio Grande. Ailen nos esperaba con todo el entusiasmo para acogernos en su casa, veníamos de acampar en gasolineras, pasar frío, heladas, hambre, vientos, problemas aduaneros etc etc…, estar en Rio Grande era ya la gloria, un paso a Ushuaia, estaba más cerca de mi sueño como mochilera.

    La familia de Ailen nos recibió como parte de la familia, nos prepararon cena, nos dieron una cama calientita que compartimos Paulo y yo y paseamos por la ciudad. Tierra de los ONAS esa cultura patagónica que fueron cruelmente asesinados como animales de colección hoy en día no queda nada de ellos ni siquiera un descendiente. Se dice que cuando llego Magallanes atravesando en su barco el estrecho que lleva su nombre vio fogatas en todas partes, la gente vestía cuero y pieles de animales, casi desnudo en temperaturas muy bajas. Es por ello, que lleva el nombre de Tierra del Fuego.

  La estadía duro 4 días para tomar fuerza y seguir haciendo dedo hasta Ushuaia que tan solo nos quedaban 200 y pico de km para llegar. No esperamos mucho y nos llevó un señor directo hasta la ciudad de ensueño. Las montañas cubiertas aún de nieve y con un cielo azul y el sol que quemaba nos recibía Ushuaia.

   

12190059_10207741169148887_3352584281037521532_n
La cordillera de los Andes, Argentina.

  No puedo escribir mi emoción de estar ahí, parece que fue ayer que pisé la ciudad más austral del mundo, tengo tan fresco los recuerdos desde que nos bajamos de ese carro y nos dirigimos hacia el centro. Estábamos tan felices de al fin llegar a nuestro objetivo, el de Paulo algunos meses el mío hace 2 años (Octubre 2015)… Este era el resultado de mi travesía, de mis días en la ruta, del frío y de todos, todos los  momentos que pasé desde el primer día que tome la mochila para llegar hasta aquí; aún no acababa la aventura final, no teníamos donde dormir, no teníamos Couchsurfing ¡nada! Llegamos sin que nadie nos recibiera. Había dejado unos mensajes antes y sólo la suerte nos acompañaba.

       Paulo con ansias de buscar el cartel “USHUAIA” y tomarse la foto; yo con las ganas de buscar WIFI y emocionada de lo que estaba sucediendo le dije que primero buscáramos a donde quedarnos, solo tenía 100 pesos argentinos ¿Qué se hace con 100 pesos en Ushuaia? ¡Nada! Pero ni para un alfajor tenía.

     Aquí aparece Flor, nuestro ángel austral, ella nos escribió, nos dio su teléfono para contactarla y nos quedamos con ella 4 días, nos invitó al parque nacional “Bahía Lapatalla” ahí empezaba la otra etapa del viaje, kilómetro 0 rumbo a casita.

   12308613_10208412919026752_57591745432608834_n  Sentía el sol que picaba parecía que lo tuviera tan cerca que las marcas quedaron, estaba tan emocionada de llegar al sueño de muchos mochileros, un clima de 19 grados ¡calor! Pareciera que el clima estaba de nuestro lado, fueron 4 días de sol, cielo despejado, mates por todos lados, caminar entre las calles de Ushuaia, caminar sola me hizo tan bien y sentarme junto a la placa turística, llorar y recordar todo, hablar conmigo misma, encontrarle sentido a las últimas palabras de mi papá todo encajaba con satisfacción. Estaba en Tierra del Fuego, en Ushuaia y ahora puedo contarle a todo aquél que quiera escuchar mi historia, describirle como vi las montañas, los glaciares, el mar austral, el frío que hacía, la gente que vive allí y todo el tiempo que tuve para llegar. Estaba feliz, estaba plena. Era la distinción honorable a mi persona, a mi valentía a mis ganas de llegar. Esa era yo, era mi logro, mi título, mi examen profesional, mi examen de vida.

Tocaba volver a subir eran 3 mil km que teníamos que hacer de nuevo pero eso, se los cuento en la próxima entrada…

Gracias por leerme.

12191406_10207723070096422_1484201125121157491_n
Empezamos de nuevo.

Norte Argentino a dedo. 1 parte

          Estoy en un 50% de mi recorrido por este maravilloso lado del continente llamado América del sur.  Cito esta frase que leí por allí;

Pensar siempre lo peor es el signo de un espíritu ruin y un alma baja”

     Argentina mi sexto país por recorrer, esta vez me tocaba conocer la parte norte. Salir de Chile fue muy nostálgico y no tenía ganas de irme pero la ruta tenía que continuar y otros aires debían retomar.

    

IMG_6043
Cruzando la Cordillera de los Andes

Como es costumbre tenía que estar en la ruta muy temprano si quería llegar a Mendoza a buena; la jornada mochilera empezó a las 8 de la mañana dejando atrás la ciudad de Santiago de Chile tome un bus que me dejará rumbo a la frontera libertadores. Creo que cuando se quiere cruzar la frontera a dedo es lo más complicado de todo el proceso de ruta cuando hay suerte se logra cruzar y cuando no toca quedarse en la ruta y esperar al día siguiente para al fin poder cruzar ese barrera que nos tiene divididos.

     

IMG_6056
Parque de Mendoza, Capital

El sol no colaboraba conmigo y pasaban las horas hasta que un buen camionero brasilero se apiado de mí me llevo hasta Los Andes. Durante el camino veníamos platicando de viaje y él me preguntaba si – “¿Algún camionero antes me ha pedido sexo?”- a lo que yo le conteste que sí pero en situaciones como esa trato de manejar el asunto. Me hizo cantar en portugués una canción cristiana y me invito almorzar arroz con carne. El mate que llevaba era horrible y solo le acepte un sorbo y chao. Eran las 2 de la tarde el camionero me dijo que me quedará y mañana él me ayudaba a cruzar pero lo que quería era llegar ese mismo día.

 Con pulgar arriba y con toda la buena energía esperaba a mi ángel que me ayudaría a travesar los majestuosos Andes. Un buen mendozino no dudo en cuanto vio la bandera mexicana que pongo enfrente de la mochila. Escuchando a los enanitos verdes durante la ruta veníamos charlando un poco de lo que me tocaría ver y escuchar en la Argentina. Con ese acento que caracteriza a los argentinos me daba la idea de cada lugar.

     El paisaje de La Cordillera de los Andes es totalmente indescriptible, es lo más maravilloso y majestuoso que he visto en mi vida creo que soy dichosa de ver semejante montañas inclusive ver la montaña más alta de Sudamérica y como dijera el camionero “Y es mendocina”  JA JA JA… Lo que más extraño es ver la cordillera por las mañanas y tardes.

    En Mendoza me espera mis couch Ana, me quede 3 días en Mendoza quería seguir avanzando para Córdoba. La ciudad de Mendoza me recibió con un calor de 40 grados y una granizada por la noche. Al día siguiente, me dispuse a caminar para conocer la ciudad y había por todos lados palomas muertas y alfombras de hojas verdes. En una  caminando me encontré 100 pesos ¡SUERTE LA MIA! Ya que tan solo entré con 600 pesos a la Argentina y no sé con cuanto saldría.

    

IMG_6059
San Luis, Argentina. En apoyo a los 43 desaparecidos.

La mochila y el pulgar muy accesibles se incorporaban a la ruta para San Luis o Córdoba donde la ruta me llevará. Caminando 4 kilómetros bajo el sol me encontré a un chico haciendo dedo que por un instante pensé que era porteño y mi sorpresa, – “Soy turco” – nos tuvimos mucha suerte en llegar a Córdoba pero pudimos llegar a San Luis donde un carro funerario nos llevó. El señor muy amable veníamos riéndonos del muerto el cual traía sus cenizas en el carro. Aquí entra Manuel un generoso argentino que se tomó su tiempo para ayudar a esta mexicana que no tenía donde caer en San Luis. Mis días allí eran breves pero los días fueron maravillosos. Manuel desde un principio me ayudaría dándome couch pero al final por trabajo no pudo. Así conocí a su amiga Flor quien me recibió en su humilde morada y a su compañera de cuarto. Me llevo a conocer a sus amigos y lugares alrededor de la ciudad. Comí un riquísimo lomo al horno que solo ese personaje pudo cocinar. ¡RIQUÍSIMO!

   

IMG_6077
Cavalongo, Córdoba.

Los propios argentinos dicen que la mejor carne del mundo es la suya y hasta ahora estoy de acuerdo con ellos. Sí eres extranjero y quieres viajar a dedo por este enorme país de cientos de kilómetros uno de los requisitos fundamentales es “Aprender a cebar mate” ese ritual de compartir y una charla para no aburrirse y mantenerse despierto en la ruta.  A mí me enseño un chofer en la Patagonia y con los meses lo pude casi pero casi perfeccionar, el agua debe de estar en un punto caliente que no queme la lengua. El agua no se hierve incluso en la estaciones de servicio hay maquinas donde se hecha 6 pesos y llenan el termo; se pone la hierba dentro de la calabaza se agita se sopla el polvo de la hierba que te queda en la mano y empieza la ronda. Dijera un camionero – “el boludo es el primero que toma mate” – Y sí, el que empieza a cebar da el primer sorbo otras veces son 3 y luego se pasa. A veces se acompaña de budín, galletas o pan dulce (frituras).

    Mi siguiente destino Córdoba. En México había hecho amigas de esta parte del país ¿Quién no conoce un cordobés en la ruta? Hace 2 años conocí a Luciana y Daiana dos simpáticas y despistadas argentinas que hicieron mi estancia en Córdoba la mejor. Estas líneas se las debo de dedicar porque sin ellas y sin su ayuda siempre disponible no fuese sido posible. Dai una emprendedora bailarina de Jazz que se hizo internacionalmente conocida en su paso por Playa del Carmen que junto a Luciana fotógrafa y futura productora de cine  debutaron en el mundo del modelaje. Ahora que estaban establecidas en la capital y yo iba de visita me abrieron las puertas de su casa por unos días.

En lo personal siempre digo “el que no conoce a un cordobés, no conoce a un argentino”  resulta que los “wuachos” son conocidos por  su particular  acento, que  es muy diferente al resto del país. Los reyes del fernet y el cuarteto se hacen presentes en cualquier evento; sin dejar de mencionar que son los graciosos del país. Luciana en particular no tenía nada de cordobesas solo cuando tomaba fernet se le rescataba uno que otro tono JA JA JA. Uno de los chiste cordobés fue el que me conto un camionero: – “El cordobés identifica 3 colores: el amarillo patito, el verde botella y el negro culiao”  JA JA JA JA

     Por Río Cuarto entre y pise la tierra de Fernet. Allí visité a mi amigo Jeremias y familia el cual pasé unos días con ellos, allí probé el choripán.  A los dos días iba rumbo a Capital  que estaba a 2 horas. De San Luis a Río Cuarto tuve que pagar un bus mis fuerzas para hacer dedo era nulo y no podía más.

 

12565424_1276754062339975_3865782614425900239_n
Andrés, amigo que conocí hace 10 años por internet y pude conocer personalmente en Córdoba. ¡Un placer!

A las 9 de la mañana un camionero me subió y cebándole mate íbamos ya rumbo a Capital, allí después de 2 años vi a Lucy que ese mismo sábado me hizo conocer Carlos Paz a 40 minutos de capital. Allí abrace a Dai. Sin antes, Luci me hizo conocer la capital y los punto turísticos de la ciudad con sus fechas casi exacta pude darme una idea de cuánto tenía la ciudad de vida.

      Fuimos a cava donde la familia de Luci preparo el ya famoso asado. Ahí fue donde oficialmente probaba la carne argentina. Chorizo, morcilla y carne de vacuno etc etc acompañado con vino se daba el siguiente paso, LA SIESTA que por estos rumbos es más que sagrada. Después de la comida por ley, la siesta se hace hasta por 2 ó 3 horas con el calor de las 2 a 5 de la tarde ¿Quién quiere salir?

   

A los días, me pasé con un buen amigo mexicano que a forma de saldar favores me dio una mano en la casa de su novia en Córdoba. Una semana muy a la mexicana y compartiendo el conocimiento de la artesanía el cual me llevo muy enriquecedor. Probé mi segundo asado del país de igual forma ¡SABROSO! Entre fernet y cuarteto que mientras las manos tejían, nosotros cantábamos algo de Rodrigo y Elias.

   

Hice ruta para San Marco Sierra el cuál fue un fin de semana donde vería un amigo pero a falta de coordinación no coincidimos en el lugar. San Marco Sierra lo describo como “Tulum” pero con montañas. Donde reinan los hippies, llegué allí pagando buses ya que es muy difícil el dedo por esa zona. Al no tener mi carpa, pedí a la feria de artesanos si podía trabajar que no tenía ni un peso para volver.

Me dieron una mano, vendí 35 pesos ¡nada! Al final dormí en casa de una danesa muy buena onda que me dio un espacio en su casa. Durmiendo con mosquitos y sapos a lado pase la noche. Tome la ruta para Córdoba Capital, no quería saber más de pueblos hippies en lo personal no es más mi estilo a pesar que hago malabares y artesanía prefiero tener otro tipo de experiencia y me abro a todo ese ambiente.

   

IMG_6181
Una replica de la Poderosa II

Con una fuerte lluvia me subió un tipo quien me convidó fiambre (jamón y queso) pan ya que no había comido nada solamente agua. Él me ayudo a llegar por medio de un trato que me llevaba a Cruz del Eje y me daba 30 pesos para completar el pasaje y poder regresar  a Capital. Acepte y me llevo a una dique de agua uno de los más grande de Argentina. Como no llegaba a completar el pasaje para Capital pagué hasta Cosquín 80 pesos, el pasaje a Córdoba Capital costaba 150 pesos… Me acordé  de un amigo que una vez le pasé que se quedó dormido y en vez de bajar en su destino llego a otro. No me quedaba otra que hacer lo mismo pero por mi propia causa. Toda mojada de la tormenta que me agarro me dispuse hacerme la dormida. Llegando a Cosquín veo que nadie sube a verificar asientos y cuando el bus toma ruta ¡CAGO! Ya estaba rumbo a mi destino si en dado caso me preguntaban yo me hacía la desentendida. 😀

  

12439230_10207055346196337_4366626760492892057_n
Desayuno a lo colombiano en casa de Lucy.

La hora de partir de Córdoba había llegado, mi  cuarto destino era Buenos Aires. No podía irme sin antes visitar la casa de infancia del personaje que me inspiro hacer este viaje, “Ernesto Che Guevara”. Luci me regalo el boleto para poder ir al mudeo en Alta Gracia… Este como los de tantos, era un sueño hecho realidad. No podía creer que estaba en la casa de uno de los personajes revolucionarios más famosos del mundo. La historia de esa casa es nostalgica, observar sus cartas, sus frases y sus objetos personales de la época.  Hay una replica de la famosa “poderosa ll” ya que las piezas originales no las han podido recuperar… Como saben la motocicleta la dejaron en Chile y el hermano de Alberto Granados la quiso ir a recuperar pero los chilenos se la vendían en partes, eso fue lo que me dijeron en el museo. Al igual, están las cenizas de Alberto Granados.

   Estos eran las pocas semanas que me quedaban en Argentina. Aún debo un par de blog que poco a poco iré narrando.

Gracias a todos aquellos que leen mi blog y viajan a través de él.

IMG_6203Quiero dar mención  y manifestar mi indignación e impotencia por las dos chicas viajeras/mochileras argentinas que fueron asesinadas en Montañitas, Ecuador. Somos viajeras y si se decide viajar SOLA es por que SOLAS queremos estar y SOLAS queremos cumplir nuestros sueños. NO SE VALE QUITAR LA VIDA A DOS SOÑADORAS que solo pedían ayuda de forma voluntaria.

Tengo 2 años viajando de forma solitaria y he realizado hazañas sin compañía de un hombre por que soy mujer y como mujer también puedo hacerlo SOLA. Hago dedo en la ruta de manera solitaria y la mayoría de mis ángeles son 100% hombres los cuales algunos se me han insinuado proponiéndome sexo (el  último un camionero brasilero lo hizo directamente), he podido salir de esto ya que no demuestro MIEDO  a ellos y como VIAJERO QUE SOY, agradezco la ayuda y doy una sonrisa a pesar de las propuestas que me han hecho en los últimos viajes a dedo.

Cuando se ayuda a una viajera incluso a los VIAJEROS siendo hombre que también corren el mismo riesgo que las mujeres se hace de forma VOLUNTARIA repito VOLUNTARIA. vivimos de la generosidad, solidaridad y voluntad de aquellos que nos brindan una MANO para realizar nuestros sueños y llegar finalmente a casa.

No mas violencia hacía la mujer, no somos objeto sexual. Somos mujeres, madres, amigas, hermanas. Y antes de hacerle daño a una mujer ¡RECUERDA DE DONDE VIENES! ¡QUIEN TE PARIÓ!

#NIUNAMAS… #SOMOSVIAJERASNOTUOBJETOSEXUAL

Para aquellos que me quieran dar una mano para finalmente llegar a  casa el cuál ya estoy en proceso y juntando con mi trabajo también lo del boleto de avión. Aquí les dejo mi cuenta Santandar y Paypal si se animan.

Cuenta SANTANDER: 60-56308464-6

Clabe:014790605630846461

Paypal: linda-zapata1988@hotmail.com

Gracias nos leemos en la próxima.

IMG_6195

30 días a dedo por la Patagonia. Argentina. 2 Parte.

    10940998_10208034952652021_8919267567761720464_nCumplí 2 años en la ruta ¡El mejor aniversario de mi vida!… Aún me falta mucho por descubrir pero me siento feliz de llevar una relación con mi mochila y con la vida. ¿Qué más le puedo pedir a está pinche vida?

Leyendo El Alquimista  me identifique con este párrafo el cuál me recordó cuando llegué a Ushuaia un sueño cumplido desde que tome la mochila.

    “El muchacho cayó de rodillas y lloró. Daba gracias a Dios por haber creído en su Leyenda Personal y por haber encontrado cierto día un rey, un mercader, un inglés y un alquimista. Y, por encima de todo, por haber encontrado a una mujer del desierto, que le había hecho entender que el Amor jamás separará a un hombre de su Leyenda Personal”

     En la ruta se aprende a sonreír, ser humilde, ser sencillo, ser tolerante, se aprende hacer nuevos amigos, se aprende hablar con la verdad, se aprende hacer independiente, se aprende a pedir las cosas con un “POR FAVOR Y GRACIAS”  pero se aprende a perder el miedo sobre todas las cosas.

    

12167599_1507101789612126_1165999866_n
El buen Osvaldo, camionero argentino que nos llevo hasta Río Gallegos.

No fui buena para las matemáticas y hasta el sol de hoy nunca lo seré pero con estos 11 meses en Sudamérica me entraron los números, la lógica y los cálculos como agua por la boca. Aprendí a sacar kilómetros por horas JA JA JA 260 kilómetros son 3 horas de viaje en carro con 100 de velocidad  JA JA JA y 1000 kilómetros son aproximadamente 12 horas en carro. Aprendí las señas que te hacen los conductores argentinos cuando estas pidiendo dedo; si te hacen con la mano como un saquito (como los italianos) quiere decir “¿A dónde vas? ¿Qué hacés?; sí te hace con un dedo y lo gira significa que “sólo conduce dentro del pueblo”;  con la mano recta indicándote izquierda o derecha quiere decir que “van a la siguiente entrada”; dedo índice derecho significa “voy aquí cerca”; con las dos palmas de la mano cruzándola “no puedo llevarte” o “estoy lleno atrás”; ´sí te suenan el clapson es un saludo y “Mucha suerte”.

     En la ruta 3 de nuevo con las mochilas rumbo a Río Gallegos caminando unos 500 metros un Remisse nos pregunta ¿Para dónde van? Le respondí – : Río Gallegos -. ¡Chicos súbanse! Nos venía platicando en la ruta que su hijo igual estaba en el camino de los viajeros y que se encontraba en Canadá. También hace dedo  nos dijo el tipo. Como para regresar toda esa energía y ayuda que ha recibido su hijo en la ruta, él va subiendo mochileros siempre y cuando puedo hacerlo. Eso pude notarlo mucho en la Patagonia. La mayoría de los argentinos tienen la cultura de levantar y hacer dedo.

IMG_5358
Atardecer en estación de Servicio en San Julian, Argentina. Patagonia

En el desvió para Calafate y en medio de la nada nos dejó Gustavo. Caminamos unos metros y con la compañía de los guanacos, levanté el pulgar y allí estaba Luis un camionero muy divertido durante toda la ruta. Él nos llevó hasta Río Gallegos. Estando Río Gallegos no teníamos donde  pasar la noche. Llegamos a una estación de servicio y prestamos la clave de WIFI, tanto Paulo como yo nos pusimos pilas para buscar algún lugar para pasar la noche. Paulo por su lado buscaba hostales y yo por couchsurfing; mi compañero había encontrado un hostal que costaba 200 pesos ¡Plata que no estaba en mi presupuesto! Ya que solo viajaba con 430 pesos argentinos con eso viajar por la Patagonia es casi imposible pero en caso todo es posible.

   

 

12088591_10208034955012080_4847212009837455646_n
Agus, nuestra couch de Río Gallegos.

Mientras Paulo salió a buscar el hostales, yo le seguía siendo fiel al couchsurfing y quizás alguien podría ayudarnos en ese momento, a los 10 minutos recibo respuesta de una couch no podía creer en mi suerte, por minutos ya estaba buscado algún lugar a donde acampar con ese frío y vientos terribles que hace en Río Gallegos. Había tenido la posibilidad de que una señora nos ayudará pero cuando supo que sólo me podía ayudar a mí y no a Paulo rechace la oferta pues, estaba viajando con mi amigo no sola.

    

12141527_10208034947691897_1194933988528730440_n
Silvia y Paulo. Enseñando hacer tortillas.

Nuestro ángel de Río Gallegos se llama Agustina, la protagonista su madre Silvia y el resto de su familia nos recibieron en su casa, pasamos dos noches con ellos para reponer fuerza. Esa noche cenamos pizza que la propia Agustina preparo. Silvia es todo un personaje en casa, lo que remarcaba con orgullo era su época dorada de mochilera. Comprendía perfectamente el estatus de un viajero como nosotros, nos ayudó tanto en comida, recomendaciones para Tierra del Fuego y demás accesorios para el frío. De ella obtuve unos tenis (zapatillas) que tanta falta me hacían para esta travesía que estaba emprendiendo. En esa casa, como Silvia la antagonista era Chicharo su gata de 18 años que ya no podía ver, la piel le colgaba pero el olfato aún le funcionaba. El pacto de amistad con su dueña era de chiste pues, sí la gata quería salir hacer del baño a cualquier hora de la madrugada avisaba a sus dueños para que bajaran abrirle la puerta y esperar que regresará para dejarla entrar, esos nos platicaba Silvia. Las conversaciones de Silvia eran muy entretenidas desde hablar de la gata como de la ex presidenta. En lo particular, no me interesa la política argentina pero era muy gracioso como hablaba de ella lo que pude notar en todos sus discurso y me quedo más que claro que  querida no era en su familia JA JA JA JA.

    

Vientos de 100km/hr hasta 120 km/hr fueron aquellos que nos tocaron. Río Gallegos ha sido de las ciudades más aburridas que pude notar en esta parte de la Patagonia, se puede llegar hasta los pingüinos pero ¡No estaba tan motivada! Para ir. A la mañana siguiente, Silvia junto Agustina nos hizo el favor de llevarnos al control para hacer dedo para Río Grande que era nuestra siguiente ciudad. Nos registramos al salir, la policía había hablado con un camionero para hacernos el favor de llevarnos hasta Río Grande. El camionero muy amable nos dejó subir al camión. Gustavo como se llama  nuestro amigo, nos advirtió de que no lleváramos frutas, semillas y comida pero sobre todo ¡DROGAS! La fruta nos la comimos, las hojas de coca las tiramos ya que, la aduana chilena son algo especiales para entrar a ese pedazo territorio de 400 km. Nos bajamos e hicimos el papeleo, la revisión de mochilas… Cuando viaja colombiano y mexicana es una buena dupla pero no buena para las oficinas migratorias JA JA JA JA estamos en el ojo de cualquiera… Somos muy populares con algunos temas del narcotráfico.

    

12167638_1508470576141914_1527426994_n
El buen Gustavo nos llevo de Río Gallegos a Río Grande.

Esperando a Gustavo para continuar la ruta, los oficiales de la aduana lo hacen para un lado y le empiezan a revisar todo el camión incluso tuvieron que ir a buscar a los perros si en dado caso tenía drogas el camión. En eso, nos habla el camionero y nos dice que nos subamos que teníamos que volver de nuevo a Río Gallegos  ¡Queeeeee! Con mi cara de frustración nos volvimos y nos platicó Gustavo que no lo dejaron pasar  pues tenía un precinto abierto en la puerta de la caja (tipos candados) y eso hacía dudar a los oficiales de que quizás podría llevar drogas. Una semana antes, nos decía Gustavo que había incautado 8 kilos de cocaína en un camión, había pasado 3 zonas fronterizas y en la aduana argentina de Tierra del Fuego se percataron de ello. Es por ello que, estaban más pilas con las revisiones hasta el punto de que Paulo se acerca para checar que estaba pasando el oficial chileno se percató de su acento colombiano y empezó a preguntarle si traía drogas le paso el perro para olfatearlo y lo empezó a revisar. ¡Mala experiencia para Paulo!

   

Nos regresamos, Gustavo nos dejó en la estación de buses para asegurar el viaje le dejamos las mochilas y tomamos las de mano. Nos prometió que no iría a buscar en cuanto solucionará la cuestión del precinto él tenía por seguro que se arreglaba el mismo día pero ¡Ohhhhh sorpresa! Pasamos la noche en la estación con un frío ¡terrible! Podríamos regresar de vuelta a casa de Silvia pero no quería abusar de su generosidad y por mi cuenta me quedé en la estación de bus. Paulo me sugirió que llamáramos a su casa pero mi respuesta fue: -NO – .

Pasamos frío, hambre llego un momento donde me dolían los huesos con tal temperatura. Nos tuvimos que meter a un cajero que estaba adentro de la estación y quizás así no pasar tanto frío pero ¡imposible! Dormimos terrible mal con la espera que Gustavo nos fuera a buscar lo anunciábamos con ancias.El reloj marcaba las 9 de la mañana y ni sus luces, las 11 y ya estaba pensado que quizás se fue sin nosotros y lo peor nuestras mochilas con él.

Eran las 12 de la tarde y el camionero ni sus luces; con mi preocupación me fui a donde revisan a los camiones cuando los regresan de la frontera. Pregunte y di los datos de la empresa. Cuando subo a un camión me fijo mucho en la empresa o logotipo. En la recepción me dicen que le han dado de alta al camión ¡Me puse blanca! Y me dije: – “Bueno al menos las mochilas ya llegaron a Tierra del Fuego” – con mi cara de “nimodo” trataron de localizarlo y después de unos minutos nos dijeron que estaba en Río Gallegos.

  

IMG_5387
Este letrero se ve en toda la Argentina.

Al final, nos fue a buscar a la terminal y a las 3 de la tarde estábamos en la ruta hacía Río Grande. Pasamos de nuevo la aduana chileno y dando el visto bueno partimos rumbo al estrecho de Magallanes. Es preferible que cuando hagas dedo el camionero te lleve hasta la embarcación y no bajar hasta que este adentro del contenedor sino tendrás que pagar por ello. No tengo idea de cuánto es su costo.

IMG_5414
Atardecer en Tierra del Fuego, en la parte Chilena.

 Más de 250 km de tierra chilena para volver a entrar a la Argentina. Frontera que chilenos y argentinos se detestan a morir, es tal xenofobia que suele ser hasta de risa como fue mi caso. A las 9 de la noche estábamos llegando a Río Grande descansamos allí para concluir la expedición a Ushuaia.

Gracias a todos por leerme. Les deseo un ¡Feliz año! Un feliz año de éxito, sueños y caminos.

Les dejo como siempre mi número de cuenta por si quieren apoyarme con lo mínimo y continuar mi ruta.

¡Hasta la próxima!

Cuenta SANTANDER: 60-56308464-6

Clabe:014790605630846461

IMG_5349