Brasil. Rio de Janeiro.

      ¡Cómo extraño Brasil! La generosidad de las personas, un plato de comida, la sonrisa que cada persona de proporciona, la voluntad de ayudar al foráneo, los paisajes de ese país gigante lleno de vegetación y vida silvestre por donde caminas. Esos atardeceres hermosos DO CERRADO, un sin fin de momentos que no me daría el tiempo para enumerar cada uno de ellos. Hoy, cuento los meses para volver a casa que con nostalgia recuerdo en cada conversación y recuerdo pero sin duda con ganas de volver a este país que me recibió como una más en su territorio.

IMG_6870
Playa de Copacabana

 Mis pies están preparados para caminar los kilómetros acostumbrados con los 25 kilos en mi espalda, mi próximo destino “Rio de Janeiro”. Los paulista y la gran mayoría de los brasileños no te recomienda por nada del mundo visitar este famoso lugar turístico y conocido por todo el mundo.  Dos días en la ruta me quedé esperando al voluntario que me llevará a mi destino. La salida de Sao Paulo fue muy fácil de lo que pensé tomar metro y omnibús que me dejará en la ruta. La espera no fue la mejor pues, 5 horas bajo los rayos del sol y sin éxito decidí caminar 3 kilómetros para encontrar un buen lugar e intentarlo de nuevo. Esta vez, a las 5 de la tarde después de estar todo el día me subió un señor en su FUCA (combi) el cuál me avanzo 80km; buscando la estación de servio para acampar un camionero me ofreció llevarme hasta “Aparecida” que eran unos 50 km más. Entre la conversación me ofreció matrimonio y casa JA JA JA pero sin interés de mi parte le dí las más infinitas gracias y analizando su propuesta  para futuro planes.

     Pasando por la ciudad de “Aparecida” el cuál es turística y me pareció exagerada la iglesia de la dicha santa pero también hermosa postal junto al teleférico que atraviesa la ciudad. Sin éxito que  me dejarán acampar me mandaron a una asistencia social que nunca fallan en Brasil. Curiosos de mi nacionalidad mexicana, les platique un poco sobre de mi viaje ya que, era muy extraño conocer mexicanos por esos suelos. 

IMG_6902
Niños jugando en las playas de Copacabana

Un cafezinho y pan como el brasileño te suele despertar, tome mi mochila y de nuevo a la ruta, en la misma asistencia social me regalaron un pasaje de omnibús a una ciudad próxima mas o menos 50 km. La suerte conspiro a mi favor y a las 8 de la mañana estaba en la ruta 16 rumbo a Rio de Janeiro con mi cartel en mi mochila se detuvo el voluntario que me llevaría a ese tan exótico lugar de playas de favelas. Roberto como se llamaba el amigo, era un alagre carioca que durante el viaje hablamos de fútbol, carnavales y  las bahianas JA JA JA que eran su debilidad. 

     Los paisajes de la ruta a Rio de Janeiro son de películas. Subir los cerros con esa abundante vegetación verdosa y aves de distintos colores me hizo entrar en la película de RIO con ese acento que representa a los cariocas y con mi oído semi – entrenado para el portugués pude salir adelante a tal “caroninha” . El couchsurfing en Rio de Janeiro es de lo más difícil de lo que parece incluso, se tiene que reservar con mil  meses antes para que alguien te acepte. Sin éxito alguno con las solicitudes CS, Pedro, un chico que conocí en Punta del Este me ofreció su ayuda para quedarme en casa de su padre en Rio.

 

IMG_6844
Desde la venta de la casa de Wilson

Pedro como todo brasileño con la disponibilidad de darme una mano y yo con el entusiasmo de conocer Rio de Janeiro acepte su solicitud. Su padre que llama Wilson vive en el barrio de Sao Cristavao a 15 minutos del centro de Rio. Desde su ventana tiene la mejor vista y un atardecer envidiable. Al fondo se veía el cerro “Boa Vista”, el metro de la ciudad y por ahí el famoso estadio que vio derrotas y triunfos en la selección brasileña; el Maracana. Resulta que Pedro vive a lado de una favela pero muy pacifica pues, bajaba y subía viva JA JA JA el cuál me platico que ahí hay contrabando de armas y drogas (como es común) en la favelas de Rio. Subir una  favela con las dos mochilas fue todo un desafio, pues había expectadores observandome y preguntandose ¿Cómo carajos va subir esa mujer con tremenda cagar? con un poco de concentración y respiración me dispusé a subir tremenda calle ENPINADA y a paso a pasito logre subir con vista desde lejos del Cristo Redentor que sólo lo contempre desde lejos pues, el costo es de 60 a 70 reales ¡No tenía esa plata! pero algún día quizás cuando tenga la plata necesario, tendré el gusto de darme ese privilegio de pargarlo.

IMG_6920
Las famosas escaleras de Selaron. Del Autor Chileno.

Preguntando se llega a Roma, así el dicho va. Poniendo en práctica mi portuñol con ese acento de los cariocas pude hallar la casa donde compartiría algunos días; Gilson el señor que me abrió las puertas de su casa sin conocerme y con voluntad de ayudarme, me abrigo por 4 días en su modesta casa en São Cristovão. Conversamos un poco para poder conocernos y mis intereses de quedarme unos días en Rio, conociendo la palabra claves de los brasileños “Fica a Vontade” estaba oficialmente en Rio de Janeiro.

      Caminar en las calles de Rio de Janeiro fueron en toda mi estancia en Brasil las más brava y he andado en ciudades grandes donde la inseguridad no es la mejor pero Rio fue para mi la mas tensa.  Rio de Janeiro, esta formada en su totalidad por favelas tanto turísticas y pobreza; Pacíficas y peligrosas pero los mismo cariocas te dicen donde debes ir y donde no. Se dicen que los cariocas son las personas más felices de Brasil pero creo que a mi no me tocaron los mejores JA JA JA. Cuando me despedí del chico que me había dado la “caroninha” a Rio, me tocaba preguntar como llegar a São Cristovão y como lo mio es preguntar aunque sea todo atrevesado en otro en idioma me empeño a que la oración sea estructurada y  sentido. Pregunte pero con el acento no logre entender nada ya que, me había dicho que tomará el bus algo insegura no lo tomé pues ese era el preciso subí y el chofer me empezó a gritar con mi mala actitud el cual pues tampoco le respondí el cuál el checador le dijo “Nao fala brasileiro”. Al final, con tono amable no me quiso aceptar el cobro del pasaje que ya había pagado y me dejo en el lugar indicado.

IMG_6894
Artesanía con palma, muy común en las playas de Copacabana.

Lo lugares turísticos de Rio de Janeiro, Copacabana una de las playas más famosas de Sudamérica donde pasa todo tipo de vendedor ambulante, artesanos (donde trabaje 3 días), en el fondo el cerro “Pan de Azúcar” que también tiene un costo para subir y si llevas mas tiempo puedes subir gratis. Hay muchos lugares el cuál se puede visitar gratis dentro de Rio. El metro de cuesta 4 reales y es una sola línea. Como en las demás ciudades brasileñas, también vive mucha gente en la calle. 

     Fui a Rio de Janeiro por morbo no por las ganas de ir, trabajar y vivir la experiencia sino decir en mi vejez y presumir a los demás “¡Estuve en Rio de Janeiro!”  y camine por la avenida de copacabana, conocer el barrio de Lapa, las escaleras de Selaron etc etc.

Rio de Janeiro no fue una ciudad que me invitara a quedarme mas días, con tan solo 4 días fue suficiente, las hospitalidad brasileña óptima. 

IMG_6910
Barrio de Lapa, Rio de Janeiro.

Creo que me debo este blog que con más ganas lo escribiré. Gracias por leerme y aquellos que me quieran apoyar, arribita en el link, dejo mi número de cuenta.

Un enorme saludo desde El Chaco, Argentina.

IMG_6888