Perú: ¿Y, las polladas? caminando en tierras Incas. 1 parte.

Empezaré esta entrada con una cita del libro “Into the wild” el cuál estoy leyendo en estas semanas. Estoy en el capitulo 9 “La garganta de Davis”, me siento identificada con el pensamiento de aquella carta que va así:

En lo que respecta a mi regreso a la civilización, no creo que se produzca pronto. Todavía no me he cansado de los espacios salvajes; al contrario, cada vez estoy más entusiasmado con su belleza y la vida de vagabundo que llevo. Prefiero una silla de montar antes que un tranvía, el cielo estrellado antes que un techo, la senda oscura y difícil que conduce a lo desconocido antes que una carretera de asfalto, y la profunda paz de la naturaleza antes que el descontento que alimentan las ciudades. ¿Me culpas de que siga aquí, en el lugar al que siento que pertenezco y donde yo y el mundo que me rodea somos uno? Es cierto que añoro la compañía inteligente, pero hay tan pocas personas con quienes compartirlas cosas que tanto significan para mí que he aprendido a contenerme. Me basta con estar rodeado de belleza […].

Incluso por lo que deduzco de tus breves comentarios, sé que no podría soportar ni la rutina ni el ajetreo de la vida que estás obligado a llevar. Creo que nunca podré echar raíces. A estas alturas he buceado tanto en las profundidades de la vida, que preferiría cualquier cosa antes que tener que conformarme con una existencia sin emociones”.

[Pasaje de la última carta que Everett Ruess envió a su hermano Waldo,

fechada el 11 de noviembre de 1934.]

SAM_4881
Caballitos de Totora, Huanchaco, Trujillo, Perú.

     Hace 18 meses que tomé la mochila cargada de mis sueños por conocer tierras Sudamericanas. Había escuchado tantas anécdotas de viajeros que habían hecho la ruta panamericana trabajando en el camino, malabares, artesanía, aventón, voluntariados entre tantos métodos que hay para viajar. Ahora, después de ese tiempo puedo contar la mía. Aunque nadie me dijo que sería fácil pero tampoco imposible me siento orgullosa de cada paso que he dado y ahora me encuentro en unos de los lugares que tanto vi en documentales, revistas, reportajes y soñé conocer en mi vida. Esta entrada la empiezo a escribir desde un balcón con un amanecer maravilloso y viendo la gente pasar, les escribo desde Cusco.

     En mi vida pensé estar en este país, mi única referencia de Perú era Laura Bozzo y su programa “Laura en América”. Los mexicanos conocemos un par de palabras basado por el programa que hizo tan popular a este personaje hoy detestado en casi todo Perú. Mencionar Laura Bozzo en Perú es sinónimo de vergüenza para la sociedad peruana incluso llegan a bromear diciendo que los mexicanos recogen la basura que ellos botaron.

SAM_4818
Centro histórico de Trujillo.

    Desde Ecuador me venían diciendo sobre la inseguridad en la frontera de Ecuador – Perú (Tumbes) pensé que podría pasarla con toda la tranquilidad así como lo hice con Colombia – Ecuador. Tuve que pagar desde Guayaquil a Tumbes $15 dólares. Cruce por la noche para ahorrar el tema del hospedaje. Varios comentarios que ni de chiste cruzará esa parte caminando ya que suelen robar a los viajeros. Aunque solo tengo mi laptop y pasaporte como valor no quise arriesgarme. A las 4 de la mañana estaba llegando a Máncora, quería hacerme la dormida para llegar hasta Piura pero una vieja hija de puta con la cuál había hablando un par de horas atrás me delato y pues con toda la buena onda baje del bus. No llevaba ” soles” la moneda del Perú. Tuve que retirar como 50 soles los cuales me dolieron con todo el alma para poder llegar a Piura.

El primer panorama que se logra ver entrando a Perú es la pobreza de sus primera ciudades como Tumbes, Máncora ( esta es turística), Sullana, Piura y así. Venía de ver montañas con hermosos paisajes en Ecuador. En Perú el paisaje cambia de verde a desértico y con basura a sus alrededores. Estuve un día en Piura para tomar un bus para Trujillo ya que allí me esperaba un COUCH. Tenía 3 días de no bañarme pedía a gritos un ducha, llegué a Piura por la mañana entre a la terminal de autobuses y el pasaje para Trujillo busqué un baño y como hippie me dí un baño ruso. Como mi bus salía hasta las 3 de las tarde decidí darme un vuelta por la ciudad, es una ciudad muy pequeña, el transporte público en Perú en muy pequeño comparado a lo venía viendo en Ecuador. Como la gente me veía con mochila en hombro creen que viajo con plata y me ofrecen hasta taxi para trasladarme de un lugar a otro; desde que estoy viajando no uso taxi sino el transporte público incluso caminando. Para eso, tome una moto taxi (pochimovíl en Tabasco) le dije que tenía 4 soles y con eso me llevo hasta la terminal. Hacía un calor terrible.

SAM_4829
Centro histórico de Trujillo.
SAM_4858
Yo. Centro histórico de Trujillo.

Debo confesar y con mucha vergüenza la imagen que tenía de los peruanos, como escribí en las primeras líneas, basándome al programa de Laura Bozzo creía que los peruanos no eran para nada agraciados ya que, esta mujer siempre llevaba al programa personas con tales rasgos ( Abro paréntesis: No quiere decir que yo sea hermosa y que tenga perfil griego) no quiero ofender a la gente de este país, simplemente y lamentablemente era la impresión que llevaba del país desde México y bueno para ello uno viaja para quitarse las todos esos tabús que uno va generando desde la perspectiva que la televisión te proyecta. Cuando entre a Perú como bofetada marcada me cambio el panorama de este tema; los peruanos no son exactamente como los que se presentaban en ese programa en realidad hay de todas la tonalidades, tanto blancos, morenos, negros, mulatos, mestizos etc y también muy guap@s :P, puedo firmar que las peruanas son muy guapas y con buen cuerpo pienso que se vienen dando una lucha con las colombianas.

SAM_4827
Centro histórico de Trujillo.

Mi primera ciudad donde tuve contacto con la cultura fue la ciudad de Trujillo a 1 hora de la costa peruana la cuál se llama Huanchaco, mi COUCH vivía a 30 minutos del centro histórico de Trujillo. Haciendo un viaje de 8 horas de Piura a Trujillo llegué por la noche a esta ciudad con 10 soles en mi bolsillo, ubique la dirección y no me quedo de otra que pagar un taxi el cuál me cobro s/4. Al encontrarme con mi COUCH que se llama Manuel que también tenía un bar; nos presentamos, platicamos un poco sobre mi viaje y de él, al final me ofreció trabajo en su bar ayudándolo como mesera, a veces me usaba para platicar con los borrachos y así vender más hahaha hasta que un día le dije que este servicio lo cobro que me daba cuenta de como me usaba para vender, le ayude a pintar algunas paredes después de 4 días me pago s/40 🙂 sin mencionar que me llevo a Huanchaco la parte de la costa a tomar unas cerveza y ver el hermoso atardecer que tenía tiempo que no disfrutaba uno.

SAM_4833
Centro histórico de Trujillo.
SAM_4838
Centro histórico de Trujillo.

Los peruanos cuando se reúnen a beber cerveza no es como el mexicano donde toma uno toman 20 en el mismo pico ahahhaha acá se compra una cerveza tipo caguama a s/6 se ponen en medio se ponen los vasos y uno sirve a todos, si hay mujeres no dejan que las mujeres se sirvan y lo más chistoso es que se les pone un pequeño vaso para poner la espuma o el último líquido que queda en el vaso, ya que no lo toman eso lo ví en todo momento. Los peruanos al igual que los mexicanos les florece lo machista.

11358633_10206705698699519_113914932_n
Mi couch en Trujillo

Manuel me había dicho si lo ayudaba a pintar y también a poner una agarradera para las escaleras cabe mencionar que, no soy una pintora profesional pero hice lo que pude con tal de ganarme esos soles que me hacían falta para viajar a Lima. Un vecino suyo hizo el comentario que no sabía pintar y ni mucho menos poner un tornillo, con tal comentario y como lo tabasqueña que me identifica con todo el respeto del mundo le conteste: – “Discúlpeme pero no por ser mujer me crea una inútil, sé poner un tornillo, sé pintar una pared y tengo fuerza como usted, tengo un hermano que me enseño hacer esto, no me crea inepta” -. con una sonrisa de pendejo me rectifico e hice el trabajo.

SAM_4898
Totoras, Huanchaco.

     Como mencioné antes, con referencia de tal programa venía con la curiosidad de saber que era verdaderamente “LAS POLLADAS” mi ignorancia pensaba que era un bar donde había prostitutas, alcohol y así; ya que siempre en las emisiones los casos hacían referencias que se conocían en “una pollada”, “me engaño en una pollada”, “lo vi con otra en una pollada” ahhahaha en fin; resulta que las polladas vienen siendo como tipo “Kermes” donde por algún motivo ya sea graduación, fiesta, bautizo, XV años o etc con la finalidad recaudar dinero para dicho eventos. Se vende comida entre ellos pollo o cualquier otra también entre el menú un vaso de chica morada (elote morado que se pone a coser con canela y clavo) al final se ponen unas gotas de limón, azúcar y se toma caliente o frío o cerveza a veces suelen ser bailes o solamente la venta de comida. No hay horario para una pollada pero puede terminar en peda también :D.

Mi siguiente destino Lima, tenía que encontrar un bus barato ¿Que creen? ¡Claro que encontré! Con un viaje de 9 horas de Trujillo – Lima pagué un pasaje de 20 soles. Los buses en Sudamérica suelen ser de dos pisos y la planta de arriba suelen ser más económicas que las de abajo, en realidad a mi no me interesa si voy en el baño todo el viaje con tal de pagar menos y llegar estoy mas que satisfecha. Sí algo aprendí de estar viajando es que cuando uno viaja de un lugar a otro en bus es hacerlo de noche para así ahorrarte el tema del hospedaje si es tu caso.

SAM_4861Hasta aquí dejo de escribir esta entrada ya que hay mucho que contar, viaje toda la costa peruana entonces hay más para escribir, ¿Que puede decir de mi primera impresión del peruano? Al menos la gente del norte es muy amable y tan similitud con el mexicano en su forma de tratar, son de temperamento fuerte en que si algo no les gusta te lo dicen en pocas palabras, son muy directos sin pelo en la boca, la chicas igual suelen ser muy justas sin un chico les agrada. La comida ¡EXQUISITA! No quiero menos preciar la gastronomía de mis anteriores países pero me sentí en casa a probar la comida peruana. La bebida nacional “La inca kola” es el refresco nacional  que la  COCA COLA no permitió que otra refresquera que fuese local le hiciera competencia y para ello opto por comprar la franquicia y todos ¡FELICES! aún así se consume un 90% la Inca Kola en todas sus presentaciones. Las cervezas; Trujillo, Cusqueña, cristal, pilsen, Brahma (esta la más consumida) las favoritas por peruanos y extranjeros, yo me quedo con la Brahma y las cusqueña ¡Sabrosas!

SAM_4884
Atardecer en Huanchaco.

No pude quedarme en Mancora el cuál me recomendaron para disfrutar las playas pero honestamente lo que menos quiero es estar en zonas turísticas con más turistas hahaha lo que busco es un poco de cultura local, vivir como un peruano más. Las ciudad de Trujillo es una hermosa ciudad colonial con sus balcones de manera y algunos museos, la mayoría se va para Huanchaco que también es un parada obligatoria a 20 minutos se encuentran la zona arqueológica de “Chan – Chan” donde se estableció la cultura chimúe.

Gracias a las personas que se toman el tiempo para leerme y dejar sus comentarios. No pretendo ofender la cultura de los países simplemente escribo mi impresión de mi experiencia para después aprender, adaptarme y tener mi propia opinión hacía ella. Cada país tiene su magia, su cultura, sus costumbre sin la intención de comparar con el nuestro.

Sí alguien quiere apoyarme en este viaje con cualquier centavo puede hacerlo a través de mi humilde cuenta hahahha, ahora estoy ahorrando para Machu Pichu ya que no es nada barato llegar hasta ese recinto Inca. Por lo menos, puedo vender mi artesanía y con el dinero que me dan para comer en el voluntariado voy haciendo el chancho. 🙂

Cuenta SANTANDER: 60-56308464-6

Clabe :014790605630846461

Nos vemos en la segunda parte de esta entrada.

Anuncios