¡Ya llegué raza! Mi primera parada: ¡Colombia!

      Bogotá, Colombia mi punto de aterrizaje para empezar mi recorrido por Sudamérica. 90 días son los días de estancía que le dan al extranjero (al menos al mexicano). Desde Playa de Carmen a Cd. De México recorrí casi a dedo, en Puebla tuve que tomar el camión más barato al DF, creánme que hasta viajar cansa. Aquí me quedé 10 días hasta esperar el vuelo para Bogotá. Probé lo último de comida mexicana sabía que no volvería a sentir esos sabores que mi paladar esta acostumbrado.

     Finalmente llego el 12 de Febrero, era la primera vez que me subía a un avión y todo el tema del abordaje. La sensación de cuando el avión despeja era tan normal que hasta llegué a pensar “¿A que horas debo vomitar?” pero exitosamente no paso a más. Volabamos a 39 mil píes de altura hasta donde recuerdo. El vuelo salió a las 18 horas entonces era casi imposible ver las nubes incluso tomar fotos; todo lo que pude ver desde las alturas queda en mi memoria fotografica mental.

    Seis horas vuelo de Cd. De México a Bogotá, llegué a las doce de la madrugada casi una; para eso tenía un pequeño inconveniente el cuál me tenía preocupada desde el día que compré el vuelo. Resulta que sólo había comprado el boleto de ida pero no de vuelta, había preguntado antes como estaba este movimiento con los oficiales de migración a viajeros que habían pasado antes por el país y la mayoríame decía que no lo pedían en el aeropuerto pero otros que SÍ. Ese tema me tenía tan intrigada hasta que llego el día que me vería frente a frente con ese oficial. Cuando nos dijeron que pasaramos a migración iba con todas las oraciones del mundo (cabe mencionar que soy atea pero me gusta hacer blasfemias con el güero hahaha), llegué a la zona y habían como cuatro oficiales los cuales analice y vi al tipo más cansado y molesto por la vida y me dirijí a él. Saqué mi pasaporte y con toda la seguridad del mundo respondí a las preguntas en reglas.-

 OM: ¿Motivo?

Yo: Turismo

OM: ¿Cuantos días?

Yo: 10 días

OM: ¿En que hotel se aloja?

Yo: En casa de amigo

OM: Dirección y teléfono

Yo: Dí los datos….

Con una bella sonrisa durante todo el proceso, viendo como tomaba el sello de entrada y escribiendo los 90 días en el pasaporte felizmente estaba dentro de Colombia y Sudamérica. Contenta estaba al ingresar a mi primer país en mis 26 años de vida y con esfuerzo de mi trabajo en anteriores años. El tema del boleto estaba resuelto ahora venía el tema de la moneda ya que conociendome que mis habilidades matemáticas no son las mejores. En el aeropuerto de la cd de México el dólar estaba a 14.90 pesos la compra de esa moneda imperialista lo cuál decidí mejor llegar a Colombia con pesos mexicanos. Cambien solamente $1, 000 pesos MX a pasarlos a pesos colombianos me dieron $130 000 pesos colombianos… En México sería feliz con esa cifra pero lamentablemente es casi nada en Colombia. Cabe mencionar que este país se habla de miles, millones y billones. Hay monedas de $50, $100, $200 pesos y billetes de $1000, $2000, $10 000, $20 000 y $50 000 me sentía rica con estas cifras :P.

11063396_10203550731438432_33709979_n
Así me dió la bienvenida mi couch.

    En mi puta vida me habían robado con arma de fuego, mentada arma blanca, golpeado o insultado bueno ¡JAMÁS! Por que siempre trato de aparentar esta jodida pero en Bogotá lo hicieron de la forma más educada y diplomatica como decimo en México “Me vieron cara de turista”. La persona que me daría couchsurfing en Bogotá tenía que llamarla para avisarle que había llegada sana y salva pero sobretodo iba para su casa. Como el tema de estar en otro país era nuevo para mi tuve que prestar un teléfono y así marcarle. Los taxistas me estaba cobrando $35 mil pesos del aeropuerto al centro donde vivía Agustín mi COUCH entonces le dije que necesitaba llamarle a un amigo y él muy generoso me presto su celular. Agustín me decía que era demasiado y me decía la converción de dólares la cuál estaba de acuerdo con él pero era la una de la mañana por mi me quedaba a dormir en el aeropuerto pero el me insistía que no lo hiciera entonces tuve que tomar un taxi. El taxista con una sonrisa me dice ¿Con lo que usted quiera colaborar?  Y yo colaboré con un “muchisimas gracias”  hahaha.. Salí del aeropuerto. Caminé un par y tomé un taxi de los amarillos y pregunte cuanto me cobraría lo cuál el chofer me dijo $30 mil pesos bueno era 5 mil menos y me subí. ERROR, no hablen de más si están en un país que no sea el suyo. Había aprendido si me preguntaban mi nacionalidad contestaba mientras NO. Y bueno hice todo lo contrario mientras veía la urbanización de Bogotá la cuál viene siendo algo similar a los suburbios barrios de la cd de México venía comparando el chofer muy buena onda me venía contando las cosas de Bogotá como todo local siempre t e platican la mierda del país. Al momento de pagar le pregunto ¿Con este billete? “ Le mostré un billete de 50 mil pesos” como era estúpida y aún tenía 1 horas de familiarizarme con la moneda colombiana me dice sonriente el señor “SÍ” no me fije del cambio. Hasta me ayudo a bajar la mochila y toco el timbre bueno que ni en Cancún o Playa del Carmen pagando eso te bajan todas la pinches maletas.

Llegué a casa de mi Couch  que muy amable me espero hasta mi llegada, le platiqué toda mi travesía del aeropuerto y cuando le dije cuanto me habían cobrado y el hice una cara de “Pinches weyes” es obvio igual en México le hacen lo mismo a los extranjeros y esta vez lo viví en carne propia. Platicamos, me enseño la casa, lugares que podía visitar en Bogotá, con cuanto salir en fin de todo. Nos acotamos a las 3 de la mañana ya que en Colombia es una hora más. Al día siguiente, al sacar mis cuentas me dí color que el chofer sí ese chofer tan amable que me bajo mi mochila me había cobrado 40 mil pesos por el servicio. Me dió tanto coraje saber que me había robado de la forma más limpia del mundo ahhahah Yo mochilera de 1 año viajando pagando esas cantidades pero ni en México le hubiese pagado a un taxista ese cantidad y mucho menos por la pinche distancia. Al final ni llorar es bueno sin embargo se aprende  pero estoy segura que esto no me lo vuelve hacer mientras siga ejerciendo este oficio de viajar.

     Y así es como empieza mi aventura y recorrido por Colombia, en la siguiente entrada les escribiré mi experiencia en este país del sur. Debo dejar en claro que no soy turista lo cuál no niego que también se hace un poco de esto pero realmente estoy viajando para aprender de la cultura, la sociedad en sí, tener la experiencia de como se vive en el país. Los monumentos, los museos entre otros son los muros para ocultar los problemas del país. Estuve un mes y medio en Colombia y puedo decir que el país es grandioso culturalmente y naturalmente es hermoso pero para recorrer cada punto de ellos se necesita en llamado “DINERO”. Solamente les mostraré aquello que he podido visitar, ver y sentir.

 ¡Gracias por leerme! Y para poder  apoyarme con este viaje de voluntariado pueden hacer a la siguiente cuenta. Con gusto les mando postales de los lugares donde me encuentre.

 Cuenta SANTANDER: 60-56308464-6 Clabe:014790605630846461

 Paypal: Linda-zapata1988@hotmail.com

 ¡Nos leemos en la próxima!

Anuncios

Un comentario en “¡Ya llegué raza! Mi primera parada: ¡Colombia!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s