Mi experiencia Na Lu Um hostel.

Cuando tome la decisión de mudarme a Playa del Carmen a finales de Diciembre del ’13 lo primero que se me vino a la cabeza fue ¿Dónde voy a vivir? ¿No tengo dinero? Sólo me sobrevivían 300 ó 500 pesos. Llegué a principios de Agosto a Cancún estuve 4 meses viviendo allí con una amiga que también era de Villahermosa, Tabasco; era la única que conocía en Cancún hasta ese tiempo.

En noviembre del mismo año hubo un campamento de la comunidad couchsurfing nacional, conocí muchos viajeros, couch de la república mexicana y sobre todo de Playa del Carmen. Al finalizar el encuentro seguí en contacto con algunos cuantos que viven en Playa del Carmen para eso, cada semana se hacían las reuniones en el bar “LA PLAYA” entonces empecé a preguntar ¿Que tal la vida en Playa del Carmen? y me empezaron a dar repuestas que me fueron en su momento muy buenas, divertidas y sobre todo TRABAJO. Pensaba mucho mudarme a Playa porque no conocía a nadie y las únicas que conocía eran todavía desconocidos, no sabía donde buscar una casa, no conocía la ciudad entre muchas cosas.

1549369_566119086803545_1874473336_n

Reunión semanal couchsurfing Playa del Carmen Diciembre ’13

Bar “La playa”.

Hasta que un día, platicando con mi buen amigo Pablo un argentino que conocí en el campamento CS me hizo el comentario acerca de los mochileros/viajeros que trabajan a cambio de alojamiento pues, así estaba viviendo él en Playa en un hostal llamado “Ecohostal” que se encuentra entre calle 6 y 8. El hostal es ¡Horrible! pero bueno te aliviana los bolsillos bastante al saber que no tienes que pagar luz, agua, renta e internet por el tiempo que uno vivirá en la ciudad. Entonces no lo pensé ni tres veces y empecé a buscar hostales en Playa del Carmen; escribí, escribí y escribí hasta que uno se tomo el tiempo de responderme y amablemente me dio LUZ VERDE para ser bienvenida a mi nuevo hogar en ese paradisíaco lugar. 

Llegué un 4 de Enero del ’14 al hostal Na Lu Um, está ubicado en la av constituyente con la diagonal 85. Como no conocía Playa me fui caminando y preguntando hasta que llegué al lugar; toque la puerta trasera del hostal y me abrió Mitzi la encargada del lugar posteriormente Ivan que es el dueño en sí, era una pareja joven que estaba empezando con este negocio de los hostales tenía recientemente 5 meses de haber abierto y necesitaban personal quien los apoyara en ese momento. También conocí a BETO un chico de Nayarit que llego a Playa por que un amigo le dijo que tenía trabajo para él y bueno lo único que hizo fue engañarlo y lo dejo como perro en el hostal a su suerte. Al igual que yo, trabajaba por alojamiento. Ivan me hizo un recorrido por el lugar, me platico el proyecto, los futuros etc.  Me dio mi cama y 1 día libre para empezar a vivir mi estancia en Na Lu Um que al final no termino como lo esperaba y oficialmente estaba viviendo en Playa.

Bienvenida a Playa
Palacio Municipal de Playa del Carmen. Febrero del 2014.

Nunca le he tenido miedo al trabajo, puedo trabajar en lo que sea eso para mi no es problema desde limpiar un piso hasta vestir una cama. Mis funciones serían apoyar con las habitaciones, hacer la limpieza del hostal, atender a los huéspedes, estar pendiente de la puerta por aquello de las fiesta que en Playa se dan a las  24hr, entre otras. Para mi no había horario pues no tenía trabajo pero ese era mi objetivo encontrar uno para poder ahorrar para mi viaje y así fue. En los bolsillos tenía 300 pesos estaba en números ROJOS y necesitaba encontrar un empleo ¡PRONTO!

El primer mes la pase muy bien. Salía a buscar trabajo, apoyaba en el hostal, me hice amiga de algunos huéspedes, aprendiendo el funcionamiento del hostal, conociendo la ciudad y otros de mis objetivos era conocer toda la Riviera Maya que esa se las contaré en otra ocasión. Iba a las reuniones de CS que eran los Miércoles. Na Lu um era un hostal muy lindo, se respiraba la tranquilidad a diferencia de otros hostales de Playa, estaba a 15 minutos caminando de la Playa, tenía muy poco acceso a las bicicletas pues Ivan las amaba mas que a su propia esposa y a veces me daba mucha pena pedírselas prestada. En Playa regularmente se conoce mejor en BICICLETA ¡Es la mejor opción! y estos chicos fomentaban eso ¡El uso de la bicicleta!

400595_239863872852132_1355448152_n
Ivan, yo y Aldo en el Encuentro Cultural Na Lu Um.

El hostal tiene un tema ecológico el cuál lo hacía más interesante; como les decía, a diferencia a otros hostales de Playa , tenía muchas áreas verdes, pequeños arboles, plantas y un perro llamado RON. Llegaba mucha gente local a conocer el hostal pues, en verdad el lugar era muy ameno hasta yo me sentía bien. Ahí en ese lugar conocí a dos divertidos chicos Aldo e Ivan. Aldo es un chilango divertido, social, ambientalista, fiestero entre otras muchas cualidades; al menos yo no tengo quejas de él, nunca me paré de reír, mis días grises él las hacías arcoiris; por otro lado Ivan un potosino recién llegada enfocada a la moda urbana, sicodelica y con una onda muy retro, era un chico emprendedor y con muchas ganas de triunfar ellos fueron las personas con quienes puedo decir que me divertí en este lugar.

Encontré un trabajo como niñera en una guardería del IMSS me pagaban muy poco pero necesitaba el dinero. Trabajaba de 7am a 3.30pm. Llegaba al hostal a seguir trabajando, ayudar en lo que hacía falta, lavar baños, tender camas en lo que hacía falta. Mis días, mis semanas se tornaron cansadas lo único que quería era DORMIR y DORMIR no soportaba la rutina pero era el precio que tenía que pagar si no quería pagar una renta y servicios pues, allí lo tenía todo por solamente TRABAJAR.

1525477_235761233262396_1459417121_n
Dany cocinando Hamburguesas de lentejas.

A las dos semanas conocí en una reunión de CS a Daniel un francés revolucionario y aventurero que tenía un par de semanas en México, no tenía donde quedarse y le hice el comentario sobre mi experiencia de los hostales a cambio de alojamiento; le platique sobre el lugar, las funciones que hacía y le dí la dirección. Realmente, pensé que no iría, cuando lo vi en la puerta del hostal hablando con Ivan (el encargado) yo estaba haciendo la limpieza, cuando vi que entro al lugar nos hicimos unas miradas de complicidad que hasta Ivan nos dijo – ¿Ustedes se conocen? a lo que inmediatamente respondí – ¡No! – . Ivan hizo el mismo que había hecho ya conmigo de mostrarle el hostal y sus futuras funciones. Nunca había trabajado con un extranjero y esta sería la primera vez que lo hacía, tenía un cierto paradigma hacía los franceses pero él era como la mitad si y la mitad no hahahhha… Siempre me negué al aprendizaje de esa lengua y tengo un vago conocimiento de ello y esta era también una buena oportunidad para poner en práctica lo poco que sabía de ese tan bello idioma como lo es el francés pero que para mi era todo un complicado caso. 

Ese sería el comienzo de una amistad y compañerismo laboral que luego terminaría mal en todo los sentidos pero que al final de cuentas pudimos arreglar a la distancia.

Empezarían también los conflictos entre nosotros, la armonía era otra, se respiraba una energía nociva entre los que trabajamos ahí que bueno eso se los contaré en la siguiente entrega. Me despido con ustedes, escuchando en mi reproductor a “Lara Fabian con la canción de caruso“. ¡Buenas noches” 

Anuncios

2 comentarios en “Mi experiencia Na Lu Um hostel.

  1. ¡Te leo y me inspiro para realizar ese cambio en mi vida!
    Yo me enteré de que uno podía vivir en los hostales a cambio de trabajo mientras estaba en Japón, y me pareció una excelente idea… aunque claro está que no me atrevo a dar del todo ese paso. Por lo que leí, fue una experiencia con sus pros y contras, pero que, sin duda, te cambia la manera de ver las cosas. Comenzaré a leer tus publicaciones en esta semana que está tranquila la chamba.

    Le gusta a 1 persona

    • Te leo y así me leía hace un año. Estaba tan indecisa hasta que una buena amiga argentina viajera me hizo abrir los ojos e hizo que yo decidiera este punto de mi vida que te confieso que no lo cambio por nada, así como yo en su momento necesitas un empujón para dar el siguiente paso. Yo quisiera hacer esos viajes largo que haces y en eso me tienes ventaja pero con un poco de seguridad lograrás esto.

      Otro argentino me inculco aquello de trabajar por alojamiento y psss ya tuve la experiencia y la volvería hacer. Es cuestión de hacerlo.

      Hasta ahora dos argentinos y una chilena han hecho que esto se este haciendo realidad.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s